Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Te imaginas que este bicho-alien fuera tu mascota? En Japón es tendencia

escarabajoeltiempohoy.es

Cuando son larvas se alimentan de madera putrefacta y cadáveres de animales. Están considerados los animales más fuertes que se conocen. Y tienen dos cuernos (uno de ellos le nace del tórax). No es la descripción de un alien sacado de una película de ciencia ficción, sino una breve descripción de los escarabajos. Criarlos es tendencia en Japón. Hirofumi Kawano, un aficionado, ha revolucionado las redes al compartir una foto de su mascota, un escarabajo Hércules dentro de su crisálida. Aunque a primera vista pueda resultar aterrador por ese aspecto marcinano que le caracteriza, lo cierto es que este coleóptero es totalmente inofensivo. 

Se trata de uno de los escarabajos más grandes que existen, llegando a medir diecisiete y dieciocho centímetros (incluyendo sus largos cuerno). Esta es la criatura más fuerte del mundo, puede cargar 850 veces su propio peso. Y, según el libro 'Guinness de los Records', la más grande. Suelen habitar en América Central y América del Sur, en zonas de bosques tropicales, ecuatoriales y selvas africanas. En Japón ya se crían en cautividad.
Los 'Dynaste Hercules' machos son fácilmente reconocibles por sus dos largos cuernos, uno nace del tórax y otro de la cabeza. Su tamaño puede llegar a superar el del propio cuerpo. Al igual que los ciervos durante la berrea, los usan en la época de celo para competir por las hembras.
Kawano también ha compartido en su perfil una imagen de este insecto en su forma de larva. Este proceso de incubación es muy largo, llega a durar entre uno o dos años. Durante todo este tiempo se alimenta de madera putrefacta y de cadáveres de animales. De esta manera se va desarrollando hasta transformarse en pupa. Posteriormente, sufre la metamorfosis y se convierte en un escarabajo adulto. En esta última fase, pasan a alimentarse de frutos caidos de los árboles y dejan a un lado la dieta de la descomposición.