Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubierta una nueva e impresionante grieta de 350 kilómetros en la Antártida

montaje glaciareltiempohoy.es

Una grieta de 350 kilómetros tierra adentro, claro ejemplo de los graves efectos del cambio climático, ha sido descubierta estos días. Es la primera vez que se registra una fisura subterránea en el suelo Antártico, y hace temer a los científicos lo peor. De forma anómala, se abre paso desde el interior del glaciar hasta los márgenes lo que indica que la plataforma es muy inestable y débil. Si las predicciones son ciertas podría colapsar en los próximos 100 años.

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio han descubierto esta gran grieta en la capa de hielo del Antártico, mientras probaban un nuevo software de procesamiento de imágenes. Esta mide unos 350 kilómetros tierra adentro. Hasta la fecha solo se había registrado este fenómeno en Groenlandia, donde ya es común que el agua del océano se abra camino tierra adentro a lo largo del lecho rocoso derritiendo el hielo a su paso.
grieta glaciar
Esto ha hecho saltar las alarmas, lo explica Ian Howat, profesor asociado de Ciencias de la Tierra de Ohio State: "Las grietas generalmente se forman en los márgenes de una plataforma de hielo, donde el hielo es delgado y sujeto a cizallamiento que lo desgarra", explicó. "Sin embargo, este último evento en el Glaciar Pine Island fue debido a una grieta que se originó desde el centro de la plataforma de hielo y se propagó a los márgenes, lo que implica que algo debilitó el centro de la plataforma de hielo, una grieta derretida en el nivel de roca de fondo por un océano que se calienta", ha dicho.
grieta Groenlandia
· Grieta en la capa de hielo, Groenlandia.
El fondo de la capa de hielo del Antártico Occidental se encuentra por debajo del nivel del mar, lo que hace que el agua del océano puede penetrar en el interior y no ser vista. Los especialistas han indicado que este es un claro signo de que la Antártida se está derritiendo a mayor velocidad de la que se calculaba, una clara evidencia de los graves efectos del cambio climático sobre las plataformas.
Si se cumplen las predicciones, es muy probable que la capa de hielo colapse y se derrita por completo, aumentado el nivel del mar en casi 3 metros e inundando las costas alrededor del mundo. Lo que supondría el desalojo de un gran número de personas de las ciudades afectadas.