Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La lluvia y el barro dificultan el largo éxodo de los refugiados sirios

Los refugiados sirios continúan con su travesía por tierras de nadie entre Serbia, Macedonia y Hungría. Un camino angustioso, largo y peligroso al que en las últimas horas se han sumado nuevos obstáculos: la lluvia y el barro. Así prosiguen su camino, casi sin protección pero empeñados en llegar a toda costa a la tierra prometida de Alemania.