Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Glowworm Caves: las fascinantes cuevas que parecen una galaxia azul (por un sorprendente motivo)

Glowworm Caves: las fascinantes cuevas que parecen una galaxia azul brillanteFlickr

La naturaleza es mágica. Prueba de ello son las Glowworm Caves (Nueva Zelanda), cuya belleza natural recuerda a una noche estrellada de verano, pero en su caso tanto si es de día como de noche fuera. El encanto de estas grutas se debe a una larva luminosa, que crea este ambiente especial e idílico que jamás podrás ver en otro lugar. Si visitas las Glowworm sentirás que estás dentro de un cuento de hadas.

Las cuevas de Waitomo están ubicadas al sureste de la región de Waikato, a dos horas de Aucland (Nueva Zelanda). El ambiente mágico que deslumbran estas cuevas es gracias a los millones de larvas del insecto Arachnocampa luminosa que viven en ellas.
Los gusanos se alojan en las paredes de roca calcárea y en el techo de las cavidades. Su luminosidad junto a la oscuridad de las cuevas crean un escenario que te recordará a un cielo estrellado similar a una galaxia azul brillante.
waitomo glowworm caves www.waitomo.com 2
Lo curioso de estos insectos es el por qué de la luminosidad que emiten. Su cometido es atraer a sus presas y al cautivarlas con su belleza luminosa, que las conduce a un hilo mucoso del que no podrán salir, quedan totalmente pegadas. Pero puedes estar tranquilo, ya que los humanos no corremos el peligro de caer en su trampa.
Las Glowworm Caves no son solo una cueva: son una serie de grutas encadenadas con más encantos. Hay otras dos cuevas muy especiales: Ruakuri es una caverna de roca en espiral, con unas formaciones muy especiales de piedra caliza. Dentro de ella hay cascadas, en las que el eco del agua, al caer crea un efectoi sonoro esquisito.
flickr
Otra cueva que no puedes dejar de visitar es Aranui, dentro de la reserva natural Ruakuri. En ella se encuentra una colección de formidables estalactitas y estalagmitas, que forman un entorno único e inolvidable.
Para disfrutar al completo de estas cuevas, hay un tour en barca que consiste en ir surcando cada una de las fascinates y mágicas grutas por los ríos subterráneos que las conectan. Además, puedes disfrutar de la aventura realizando rapel y tirolesa dentro de la reserva maorí.
waitomo glowworm caves www.waitomo.com 3