Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Como un cubito en una cazuela: el hielo de la Antártida se derrite en agua caliente

dageltiempohoy.es

Como ya nos temiamos, el efecto invernadero sigue haciendo mella en nuestro planeta. Masas de agua caliente comienzan a extenderse por la Antártida y derriten el hielo a su paso. Se encuentran a varios cientos de metros de profundidad. Antes de llegar a la plataforma continental, estas aguas cálidas pasa por profundas depresiones y son conducidas debajo del hielo antártico, derritiendo los glaciares a su paso. 

Estas masas están compuestas de agua profunda circumpolar, también conocidas por sus siglas 'CDW'. El tamaño de la plataforma continental se está viendo gravemente afectada por estas corrientes. La plataforma y las cavidades bajo el hielo son bastante desconocidas por la ciencia, y son objeto de muchas investigaciones en curso. El cambio climático y los cambios de circulación atmosférica son probablemente los principales causantes de este problema que va en aumento.
ad
Sinc Ala Khazendar, del 'Jet Propulsion Laborator' de la NASA, está llevando a cabo la investigación sobre este problema. Han confirmado que estas masas calientes están derritiendo las plataformas a una velocidad muy elevada, a unos niveles que no se habían registrado en los últimos dieciséis años. Hasta ahora la magnitud del deshielo no estaba cuantificada con exactitud, pero se sabe que entre 2002 y 2009 algunos glaciares han llegado a perder 70 metros de espesor, cifra que ha aumentado en los últimos años.