Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tréboles de cuatro hojas y otros regalos sostenibles para el Día del Padre

Más tréboles de cuatro hojaseltiempohoy.es

Lo de las corbatas, las colonias, los bolígrafos y las carteras como regalo del Día del Padre se está quedando anticuado. Si este año no quieres caer en los tópicos y, además de sorprender a tu padre, te gustaría contribuir a crear un mundo más sostenible (y mejor), aquí te damos unas cuantas ideas ecológicas, originales y solidarias. Son regalos 2x1: Demuestran que eres un buen hijo y, además, una buena persona.

1. Una planta de tréboles de cuatro hojas. Las leyendas populares dicen que encontrar un trébol de cuatro hojas es signo o augurio de buena suerte. No es una teoría infundada. Realmente, es muy difícil encontrar un ejemplar pues, en su composición natural, los tréboles tienen tres hojas como máximo.  Cuando se dan dos versiones distintas del mismo gen y la versión dominante es la que desencadena la formación de la cuarta hoja, nace un trébol ‘mágico’.  Supuestamente, cada hoja representa un valor: La esperanza, la fe, el amor y la suerte. ¡No hay mejores deseos para regalarle a un padre! Aunque lo mejor es encontrarlo por casualidad, lo cierto es que, ahora, también se comercializan.
2. Un mini-huerto casero: Fácil, práctico y ¡riquísimo!
Mini huerto
Éste es un regalo del que se beneficiará toda la familia. Para tener un huerto urbano no hace falta contar con muchos metros cuadrados de tierra fértil. Basta con tener una zona de luz directa en casa y muchas ganas de comer productos sanos y libres de fertilizantes. Los hay de muchos estilos y, en ellos, se pueden plantar todo tipo de alimentos, siempre y cuando se tengan en cuenta las dimensiones del huerto y de la casa/terraza/jardín en cuestión. Lo más común es empezar con los productos básicos: Tomates, cebollas, lechugas, pimientos… Convierte a tu padre en un ‘mini-agricultor’ y todos podréis disfrutar de unas ricas ensaladas con sabor de verdad.
3. #Hazlotúmismo: Un ajedrez de cartón
Ajedrez de cartón
Los regalos sostenibles también pueden estar ligados al desarrollo de la inteligencia. Aquellos hijos que muestren destreza en las manualidades podrán fabricar cualquier tipo de juego con materiales sencillos como la goma o el cartón. Nosotros nos decantamos por el ajedrez por ser uno de los juegos de estrategia más excelentes (Sí, más que el ‘Risk’).  Éste que aquí mostramos es simple y fácil de hacer, aunque la definición y forma de cada pieza irá al gusto del creador. #Hazlotúmismo y #Juegacontupadre
4. “Papá, apadrina un animal”.
apadrina a un animal
Por si nadie lo ha notado todavía, en ‘El tiempo hoy’ defendemos la calidad de vida de los animales, domésticos y salvajes. Como regalar un animal puede ser un acto irresponsable- pues luego conlleva muchos cuidados que las familias no siempre están dispuestas a afrontar- os proponemos un regalo igual de solidario: el apadrinamiento.  Tanto en nombre de vuestro padre como en el de todos vosotros, podréis apadrinar un animal que vivirá mejor en un centro especializado gracias vuestra contribución económica. Ésta suele constar de un mínimo de 20 euros al mes y es completamente personalizada; las familias pueden ir a conocer a su pseudo-mascota, colaborar en su educación, pasearla, etc. Hay muchas asociaciones y protectoras  de animales que requieren este tipo de custodia. 'ANAA' es la más conocida.
5. Cargadores solares: Ni un padre sin batería en el móvil
cargadores solares
Los padres, por muy padres que sean, no se libran de la angustia que nos genera quedarnos sin batería en el móvil. A falta de un enchufe o un conector USB cercano, podemos contribuir a la promoción de las energías renovables regalándoles un cargador solar. Los cargadores solares son paneles en miniatura que se conectan al dispositivo por medio de una cable y que funcionan –obviamente- por la absorción de la luz solar. Como dependemos de si hay sol o no para su uso y disfrute, lo lógico es contar, además, con un cargador corriente.