Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Sabes cuántos litros de agua se necesitan para fabricar unos vaqueros?

VaquerosReuters

Exactamente 11.800 litros. Justo la cantidad que se pueden ahorrar comprando unos vaqueros de segunda mano, según el portal segundamano.es y WWF, que recomiendan adquirir o vender ropa usada para reducir el consumo de recursos naturales y de residuos perjudiciales para el medio ambiente.

Con el fin de promover un consumo responsable, el portal de compraventa y la organización internacional WWF consideran que la reutilización de prendas tiene ventajas y que es necesario cambiar el concepto de "usar y tirar" hacia un consumo "más sostenible" de camisetas, vaqueros, vestidos, abrigos, bolsos o zapatos, algunos de los artículos más demandados. Según Naciones Unidas, cada año se consumen 70 millones de toneladas de textiles en todo el mundo.
En concreto, uno de los materiales más usados en la confección de textil es el algodón y, en ese sentido, WWF recuerda que para fabricar una camiseta de 250 gramos se necesitan 2.700 litros de agua, mientras para unos vaqueros de un kilo se destinan más de 11.800.
Sin embargo, existen otros elementos contaminantes que se utilizan durante el proceso de preparación de las fibras, como los disolventes o los aditivos sintéticos no biodegradables, los cuales pueden acabar vertidos en ríos y dañar los ecosistemas naturales.
Por ello, WWF recomienda optar por materiales naturales frente a los sintéticos; buscar tejidos cultivados según las técnicas de agricultura ecológica y que no hayan sido teñidos con tintes tóxicos. Además, recuerda que comprar ropa de segunda mano o venderla ayuda a reducir residuos perjudiciales para el medio ambiente y aconseja pensar también en las condiciones sanitarias y laborales de las personas que han hecho la ropa: que la prenda sea respetuosa con el medio ambiente, pero también con los individuos.