Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buenas noticias (relativas): 2016, el año con menos incendios forestales de la década

zzeltiempohoy.es

¡Buenas noticias, al menos relativas! España arde menos que el año pasado. Los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dan al 2016 la medalla al mejor año de la década, de momento, en lo que a siniestros por incendio se refiere. Tanto el número de hectáreas como el de incendios es menor que al contabilizado en 2007, el que era hasta ahora el año con menos daños por fuego.

En lo que va de año se han producido 3133 incendios, menos de la mitad de siniestros que en el mismo periodo del año pasado, y un 56 por ciento menos que la media del decenio.
De este total, casi el 77 por ciento fueron conatos, es decir, los fuegos no arrasaron más de una hectárea. El 23 por ciento superó esta superficie, pero solo tres de ellos llegaron a tomar dimensiones de Gran Incendio Forestal (más de 500 hectáreas incendiadas). Estos fueron solo la mitad de los que se produjeron en el período 2006-2016.
xxx
Monte abierto: el más afectado
El 62,82 por ciento de las hectáreas quemadas eran de superficie matorral y monte abierto. Las tierras dedicadas a la ganadería, sin embargo, no han sufrido tanto el fuego en 2016: solo un 10,92 por ciento de las hectáreas quemadas eran de pastos y dehesas. El 26,25 por ciento restante se ha tratado de superficie arbolada. La superficie nacional afectada en 2016 muestra una tendencia descendente: los datos hablan de un 0,04 por ciento del territorio español arrasado.
x
El ranking 2006-2016 de incendios forestales quedaría con 2016 en el primer puesto, seguido de 2007 (13.547 hectáreas), 2013 (15.266 hectáreas); 2010 (22.118 hectáreas); 2008 (34.953 hectáreas) 2014 (35.903 hectáreas); 2006 (37.487 hectáreas); 2011 (38.081 hectáreas); 2015 (41.618 hectáreas); 2009 (53.974 hectáreas) y 2012, el peor con bastante diferencia, con 137.840 hectáreas de superficie arrasada.