Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un restaurante chino cobra un suplemento...¡por respirar aire puro!

La nube de contaminación en Pekín es más grande que la extensión de toda Españaeltiempohoy.es

Los altísimos y preocupantes niveles de contaminación de China, lejos de paliarse, se han convertido en una oportunidad de negocio. Además de la venta masiva de mascarillas (convertidas en la prenda de moda) y de la distribución de latas de ‘aire limpio’ que comenzó hace un par de años, algunos restaurantes han incorporado a sus salas máquinas purificadoras, exigiendo a sus clientes una cuota extra por respirar con salud.

¿Qué debe hacerse en un país en la que la esperanza de vida se ha reducido cinco años por su alarmante contaminación atmosférica? ¿En un país donde una espesa capa negra no permite pasar la luz del sol? ¿En un país donde no se recomienda salir a la calle sin mascarilla porque se ha alcanzado ya la redundante ‘alerta roja máxima’?. Vender, claro que sí. Y sacar tajada.
Un restaurante de Zhangjiagang (ciudad-condado situada a media hora de Shangai) ha comenzado a cobrar una tarifa extra (lo que correspondería con a céntimos de euro) por respirar el aire limpio de su local.  Esta medida, que ha escandalizado a buena parte de la población ha sido, sin embargo, felizmente aceptada por otra pues, dado lo asfixiante de la situación, muchos chinos están dispuestos a pagar por librarse del aire contaminante que les rodea, aunque sólo sea por un par de horas.
Latas de aire puro de las Montañas Rocosas de Canadá
Todo es poco para unos habitantes que han llegado a comprar latas de aire puro; primero, de las distribuidas por la propia China (un multimillonario empezó a venderlas como una broma hasta que se dio cuenta de su éxito) y, ahora, las que vende la empresa canadiense ‘Vitality Air’, prometiendo la inhalación del aire de las Montañas Rocosas de Canadá (cuestan alrededor de 15 euros). El mes pasado, la alerta por contaminación en China se elevó hasta tal punto que las autoridades pekinesas han decidido cerrar más de 2.500 empresas en el trasncurso de este año. Una medida en la que deberían haber pensado antes de llegar al extremo de no poder ver con claridad a más de diez metros de distancia por culpa de la polución.
latas aire puro