Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agosto más eléctrico de esta década: ¡han caído un 32% más de rayos! Te explicamos por qué

Un agosto eléctrico: los rayos aumentan en un 32% los últimos diez añosPixabay

No es sorprendente que las descargas eléctricas hayan aumentado este último mes. Este 'verano de locos' hemos tenido de todo: olas de calor, gota fría, tormentas de polvo en suspensión y hasta granizo. Estos fenómenos meteorológicos han hecho que superemos en un 32% la media de rayos de los últimos diez años, según un comunicado de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).

Según la Aemet, a las jornadas de mucho calor le han sucedido episodios de tiempo revuelto, con nubosidad abundante, precipitaciones y tormentas, acompañadas de aparato eléctrico y granizo, y descensos acusados de temperaturas.
En especial, el mes de agosto ha sido una auténtica locura. El número de descargas eléctricas registradas en agosto ha sido de 219.805 y supera en un 32 % la media para ese mes de los últimos diez años, que fue de 166.392, y el 60 % de los rayos, 131.169, se ha concentrado entre los días 26 y 31.
norman-79860_1280
Además, la DANA, entre los días 26 y 31 de agosto dejaba precipitaciones abundantes, que han dado lugar a numerosas llamadas de emergencia por inundaciones. Y las cantidades de lluvia recogidas en muchos puntos del país han sido superiores a la media de precipitación de todo el mes de agosto.
rain-122691_1920
Las nubes también han sido protagonistas, los chubascos y la llegada de aire frío en niveles más cercanos a la superficie han desplomado las temperaturas máximas por debajo de los valores medios de la época, en buena parte del centro peninsular, desde Castilla y León a Andalucía, con anomalías de hasta 10 grados.
La posible causa de este agosto poco habitual', conforme ha comunicado la Aemet, se encuentra en los niveles altos de la atmósfera, en concreto en la corriente que hace de barrera entre las masas de aire polar (frío) y tropical (cálido).