Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Galicia al sur: la nueva borrasca trae lluvia para el fin de semana

Nos espera una jornada de 'relativa tregua meteorológica'. Nuestra compañera y meteoróloga televisiva, Laura Madrueño, predice cielos despejados y máximas que suben en el Cantábrico y puntos del interior. Eso sí, para el viernes se estropea. Abre tu paraguas porque el frente, que entra por Galicia y que ya está dejando nubosidad, va a descargar chubascos en la fachada atlántica.

El viento sigue alterando el oleaje de la Costa Brava, afectando al norte balear y Gerona. No obstante, parece que las rachas tenderán a calmarse en las próximas horas y los cielos se abrirán. El sol brilla en casi toda la península pero, a medida que avance el nuevo frente, se sumarán nubes bajas a los cielos de la mitad oeste.

Desde el jueves por la tarde, la borrasca amaga por el noroeste con vientos intensos, oleaje y chubascos. Se espera que en los próximos días, el frente se desvíe a puntos del sur, dejando lluvias abundantes en el Estrecho, y del interior, con algún chaparrón ocasional.

A esto se suma el viento: de componente sur, serán húmedos y levantarán el oleaje del Océano Atlántico. Podríamos ver olas de hasta 7 metros de altura en las costas gallegas.

Y también la nieve: la bajada de temperaturas mínimas de días anteriores dejará el ambiente gélido idóneo para que la precipitación sea más sólida en zonas de montaña de la mitad norte.

Aunque suben las máximas, las mínimas siguen apuntando a la baja. Tenemos heladas muy intensas: esta madrugada se contabilizaban a unos -10 grados en los Pirineos. Esta situación también se extiende a zonas de la Meseta Sur. Por el día, tendremos termómetros en torno a los 15 grados en el Cantábrico y 18 grados en Sevilla y Murcia.