Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Contaminación + buen tiempo = congestión: trucos de abuela para librarte de ella

congestion nasaleltiempohoy.es

Parece que han subido las temperaturas pero tu congestión nasal no desaparece, incluso parece que va a más. Quizá tenga que ver la contaminación, o el propio cambio de temperatura, quizá una alergia. Es hora de ponerle remedio. Apunta estos trucos naturales pero 100% efectivos.

Por lo general la congestión es causada por una hinchazón de los tejidos nasales, debido a una inflamación en los vasos sanguíneos y puede estar relacionada con un resfriado, una infección sinusal, pólipos nasales o uso excesivo de sprays o gotas nasales.
También puede producirse por algún tipo de alergia, cambios climáticos o contaminación, entre otros y puede llegar a generar fuertes dolores de cabeza. Así que lo más importante es cómo ponerle remedio. Toma nota:
-  Come algo picante. La comida picante adelgaza las mucosidades y despeja la congestión, al menos temporalmente. Para tratar una congestión severa, trata de consumir pimientos picantes como el jalapeño, chile habanero o serrano, rábano picante o wasabi, jengibre picante, fenogreco, cebolla y ajo.
congestion nasal
- Aplícate un poco de ungüento mentolado. La aplicación de un ungüento mentolado despeja temporalmente la congestión y facilita la respiración por 1 o 2 horas. Aplícate un poco de ungüento sobre tu labio superior debajo de tu nariz y deja que el producto haga su magia.
- Mantente en posición vertical. Ponte almohadas debajo de tu cabeza cuando vayas a dormir o resiste la tentación de acostarte de forma horizontal. Así, contribuirás a aliviar la congestión y te ayudará a respirar. Te ayudará a respirar y te hará sentir más cómodo.
- Preparara una solución salina. Es uno de los trucos más conocidos y eficaces para combatir la congestión nasal. Para ello, deberás poner agua en un cazo y llevarla a ebullición, luego añade el bicarbonato de sodio y sal marina no yodada y mézclalo bien hasta que se disuelva. Si lo deseas puedes agregar también un poco de miel. Cuando se hayan disuelto todos los componentes, apaga el fuego y déjalo enfriar. Para aplicarlo con más facilidad en las fosas nasales, busca un recipiente con dispensador o tapa.
- Haz vahos. Deberás hervir agua en una olla e inhalar el vapor que se desprende para desbloquear las vías respiratorias. Si dispones de él, también podrás usar un vaporizador. Lo ideal es añadir al agua esencias mentoladas, de eucalipto, de romero o algún otro aceite esencial que son tan eficaces para descongestionar.
- Bebe líquidos. Es importante beber muchos líquidos para mantenernos hidratados.
- Ducha antes de dormir. Otro remedio casero que funciona si no tenemos un humificador para hidratar el ambiente es darnos una ducha larga y caliente antes de ir a dormir para respirar el vapor de agua. Tendrá el mismo resultado aunque dure menos.
congestion nasal
- Masajea tus senos nasales. La acupresión es una técnica muy efectiva que consiste en hacer presión en determinados puntos del cuerpo con la yema de los dedos, de tal modo que se presiona el área y se suelta. Se debe realizar tres veces al día.
Punto de presión 1. Lóbulo de la oreja: Se masajea suavemente 10 veces.
Punto de presión 2. Detrás del  lóbulo de la oreja, en la parte inferior, justo debajo del cartílago: Se presiona y se suelta 10 veces, sin hacer ningún tipo de presión directamente sobre el cartílago.
Punto de presión 3. Encima del puente de la nariz, justo entre las cejas: realice una leve presión sobre esta área del rostro durante un minuto. Este punto en especial es ideal para evitar que los senos paranasales se sequen y se inflamen.
Punto de presión 4. Bajo las mejillas, justo en el punto que se encuentra directamente debajo de la pupila del ojo: En esta área del rostro se presiona hacia arriba y se suelta. Este punto de presión ayuda a liberar los senos paranasales para combatir la congestión.
Punto de presión 5. Parte inferior de las fosas nasales: Ubicando las yemas de los dedos en la parte inferior de las fosas nasales, se empuja suavemente con un movimiento de rotación, y se repite 10 veces seguidas.
- Utiliza un paño húmedo caliente. Colócalo en la zona de la nariz y bajo los ojos. Será de lo más útil para el alivio de ambos síntomas, la congestión nasal y la pesadez y malestar en los ojos.