Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Niños y sol: ¿desde cuando pueden tomarlo? Hablamos con expertos

Niños y sol: ¿desde cuando pueden tomarlo? Hablamos con expertosGtresonline

La luz del sol es fuente de vida para todos, también para los niños: desde siempre, los papás han sacado a dar paseos en carrito a sus bebés para que sinteticen la vitamina D y absorban otros nutrientes como el calcio. Sin embargo, los médicos desaconsejan el sol en los más pequeños. ¿Qué es lo más correcto para el bebé? ¿Está terminantemente prohibido el sol en ellos? ¿Existe una fecha de iniciación en la exposición al sol? ¿Y qué pasa con la vitamina D? Todo esto y más nos lo aclara el dermatólogo Miguel Sánchez Viera.

Este es un aviso para todos los padres, pero sobre todo para los primerizos: los bebés lactantes no deben estar expuestos al sol directo en ningún momento. Ni con gorrito, ni con protección solar altísima, ni refrescándolos de vez en cuando.
El doctor Miguel Sánchez Viera, Director del Instituto de Dermatología Integral, habla a El Tiempo Hoy muy claro: "Si se les expone a los rayos se pueden quemar, y sufrir un daño en el ADN celular que puede mutar en la edad adulta". Si bien la consecuencia principal es la misma para todos, en ellos se agrava: "la piel de los bebés tiene más memoria porque no está totalmente desarrollada y son más susceptibles a sufrir este daño en el ADN celular del que hablamos", dice el doctor Sánchez Viera.
cape-town-181760_1920
Pero, entonces, ¿cuándo pueden empezar a tomar el sol?
"Cuando alcanzan los tres años", apunta el dermatólogo. A partir de esta edad, la piel queda completamente desarrollada para la exposición al sol.
Pero esto no significa que deban tomarlo con asiduidad y siempre que quieran: "cuando vayan a la playa, que siempre lo hagan con fotoprotección total y antes de las 10 horas de la mañana y después de las 18:00 horas de la tarde", aconseja Miguel Sánchez Viera. De esta forma, obtendrán la suficiente vitamina D "con 15 minutos diarios en las horas en las que el sol no está en lo más alto, como los adultos", comenta el dermatólogo.
cool-1563871_1920
Tres cuidados para proteger del sol de verano a tu bebé
Aunque no le pongas al sol directo, siempre le dará el sol en algún momento del día, por lo que debes extremar precauciones antes, durante y después de salir de casa y cuando vayan a la piscina o a la playa. El dermatólogo Sánchez Viera recomienda:
· Un buen fotoprotector: "treinta minutos antes de salir de casa hay que aplicarle crema solar con factor de protección total", dice el dermatólogo, y añade que hay algunas especiales para bebés: "se diferencian de las demás en que tienen más agentes hidratantes y son más resistentes al agua".
· Cuando estemos en la playa y en la piscina, sombra y más crema: "renueva la protección solar cada dos horas", comenta el dermatólogo.
· Ya de vuelta a casa: "hay que darle un baño y aplicarle una crema hidratante por todo el cuerpo, que además le refrescará", propone Sánchez Viera.
sunbather-727434_1280
En cualquier caso, el experto no recomienda el sol: "no solo a los bebés, no aconsejo la sobreexposición solar a ninguna persona independientemente de la edad que tenga. El sol es el principal causante del cáncer de piel, una patología que va en aumento cada año a pesar de las campañas de concienciación que los dermatólogos hacemos cada año".
bebesol2