Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica con las chanclas: ¿son realmente cancerígenas? Hablamos con expertos

chanclasPixabay

La retirada de unas chanclas de hombre del Primark por contener elevadas cantidades de criseno ha sido el tema de la semana. Se trata de un compuesto del grupo de hidrocarburos aromático policíclico (PAH, por sus siglas en inglés) que normalmente se utiliza en la industria como colorante, pero que entra dentro del grupo 2B o 'posiblemente cancerígeno'. Contrariamente a lo que parece, esto no significa que sea cancerígeno (o, que al menos esté demostrado que lo es), sino que hay indicios que llevan a sospechar que podría serlo. Entonces, ¿por qué se ha formado esta alarma? ¿Cuánto de peligrosas son las chanclas en realidad? Hablamos con Antonio Echavarren, químico catedrático de la Universidad Rovira i Virgili (Tarragona) y responsable de grupo del Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ). 

"Los PAH son muy comunes. Todos los días los ingerimos porque se forman en la combustión de materia orgánica, pero en cantidades minúsculas, de microgramos. Cuando se quema cualquier cosa, desde papel, tabaco o un árbol, pasando por la carne de una barbacoa o el café que te tomas todas las mañanas, se pueden llegar a formar estos compuestos, y entre ellos está el criseno", explica el investigador.
En relación a las chanclas del Primark, en donde se detectaron niveles de criseno que excedían el 1.0 mg/kg permitido por ley, "se trata de un compuesto empleado como colorante, pero normalmente se aplica en cantidades muy pequeñas. Es más, para que fueran peligrosas tendrían, no solo estar en grandes cantidades, sino pasar a través de la piel y, de ahí, al organismo. Y, al ser cantidades tan pequeñas, lo habitual es que ni siquiera traspase la piel", explica el investigador.  
flip-flops-673794_1920
Por eso, respecto al caso de la alarma sobre la retirada de las chanclas del Primark, el experto reconoce que es "muy exagerada, pero hay una normativa que dicta la cantidad máxima de los compuestos y en estas zapatillas había cantidades muy superiores. Al establecer del mismo modo límites de precaución muy altos, los efectos para la salud son mínimos".
Lo más tóxico lo inhalamos todos los días (queramos o no)
De todos los compuestos tóxicos que hay, Echevarren asegura que este no es, ni de lejos, el peor de todos. "En nuestro laboratorio, trabajamos diariamente con productos mucho más tóxicos que esos, pero con las medidas normales de protección, como guantes y sobre máquinas extractoras, no hay peligro". Concretamente se refiere al benzopireno, el principal producto tóxico en la combustión del tabaco, y "100 veces más peligroso que el criseno".
glowing-2245832_1920
"Saltan muchas alarmas sobre cosas como esta pero hay cuestiones mucho más preocupantes que hace la gente habitualmente, como comer comida muy quemada de las barbacoas y fumar, donde los compuestos de PAH son mucho más activos y tóxicos", concluye.