Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Te pica la boca al comer fruta? Cómo saber si tienes 'síndrome de alergia oral'

¿Te pica la boca al comer fruta y verdura? Tienes síndrome de alergia oraleltiempohoy.es

Seguro que te ha ocurrido más de una vez: un kiwi mal pelado, un melocotón que parecía dulce y que luego te ha dejado picor, el jugo de las fresas que has ocultado con un poco de nata… las frutas y las verduras generan, a veces, un comezón en la lengua, el paladar, la laringe o en los oídos, y no es una paranoia tuya. Es una reacción que tiene que ver con el polen. Si eres alérgico a él, lee atentamente lo siguiente.

Se trata del Síndrome de alergia oral (SAO). Para que lo entiendas, es un picor oral y faríngeo que puede desembocar en enrojecimiento de labios, boca e hinchazón de la lengua tras la ingesta de frutas o verduras, principalmente de la familia de las rosáceas. Esta sucesión de síntomas se producen pasados diez minutos de haberlos comido.
Aparecen de manera inesperada y no tiene por qué haberte pasado anteriormente con esa fruta. Puedes empezar a ser 'alérgico oral' en cualquier momento y a cualquier edad. Eso sí, si tienes especial sensibilidad al polen, tienes todas las papeletas para mostrar una reacción de este tipo.
¿Qué tiene que ver el polen con las frutas y verduras?
Gran parte de las frutas y los vegetales contienen proteínas similares al polen que se encuentra en las plantas, y que genera más de un estornudo en primavera. Esto hace que el sistema inmune de las personas alérgicas confunda una cosa con la otra y acabe padeciendo estos brotes de picor tras tomar alguno de estos alimentos. Esta 'equivocación' inmune del organismo se llama formalmente 'reactividad cruzada'.
Las proteínas que la provocan son las profilinas, que se encuentran en el cito esqueleto de todas las plantas, y las de defensa vegetal que son las que están en la piel en las frutas.
107
¿Cómo prevenirlo?
Lo peor del síndrome de la alergia oral es que es difícilmente reconocible mediante una prueba tradicional de alergia, precisamente por esta confusión de proteínas. Ha habido casos de personas con estos síntomas que no han dado positivo a ningún alimento. Por eso, a estas pruebas alérgicas de las frutas y verduras, se le añaden una prueba para pólenes de la zona en la que vive el paciente.
Una vez que confirmes esta enfermedad, tienes que saber que la sensibilidad a las frutas y verduras suele ser permanente y es muy difícil acabar con ella, tanto más si eres adulto.
Así que lo mejor que se puede hacer para no sentir los horribles y desazonadores picores es evitar la fruta con piel, para restar de un plumazo las proteínas de defensa vegetal, y cocinar las verduras, ya que con el producto cocido las proteínas terminan por degradarse.
108