Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Realidad o ficción: ¿ejerce la Luna algún efecto en la depilación?

lunaeltiempohoy.es

Se sabe que las uñas de las manos crecen hasta 3 centímetros al mes, y que el largo de nuestro cabello depende de factores tan diversos como la edad o la etnia. Pero, ¿y de la Luna? ¿Hace que crezcan nuestros cabellos y nuestro vello las distintas fases lunares? ¿Debo cortarme el pelo en luna creciente para favorecer su crecimiento ¿Debo elegir ir al centro de estética un día de Luna menguante para evitar convertirme en 'mujer loba'? ¿Es cierto que la Luna, a 384.400 km, es capaz de influir en estos y otros factores de nuestra vida? Muchas preguntas, una respuesta científica.

El consenso es generalizado en la comunidad científica: ni en los embarazos, ni en el crecimiento del vello, la menstruación o en nuestro comportamiento la Luna, en cualquiera de sus fases, nos afecta de algún modo. Por eso, si estás pensando en depilarte hoy, que no hay luna llena, o evitar hacerlo el próximo 20 de julio, que es cuando la hay, no temas: tu vello crecerá a la misma velocidad de siempre.
Si acaso, en el único punto donde no hay todavía un acuerdo es en el sueño. Un estudio realizado a 33 participantes por investigadores de la Universidad de Basilea, en Suiza, sugiere que los ciclos lunares y los comportamientos de sueño humano están conectados.
Los resultados, publicados en la revista Current Biology, indicaron que los días cercanos a la Luna llena la actividad cerebral en las áreas relacionadas con el sueño profundo cayó en un 30%, y los analizados tardaron cinco minutos más en conciliar el sueño a la vez que durmieron, de media, 20 minutos menos.
luna fases
Respecto al crecimiento de las uñas, se estima que las de las manos crecen constantemente hasta los 3 milímetros al mes, mientras que las de los pies crecen solo entre 1 y 1,5 milímetros en ese mismo tiempo. Solo si se ejerce presión mecánica sobre ellas, como al tocar un instrumento, o si se cepillan o se cortan, se incentiva su crecimiento. También crecen más rápidamente cuando la temperatura es mayor, un fenómeno que afecta igualmente al cabello. Pero no, la Luna sigue sin tener nada que ver.
Lo cierto es que la creencia popular existe, y los científicos también han tratado de estudiar por qué la gente sigue pensando que nuestro satélite tiene ese poder sobre nosotros. Una de las hipótesis que se sostienen tiene que ver con la duración del ciclo lunar, de 28 días, que coincide con el ciclo menstrual de las mujeres.
Jean-Luc Margot, investigador de la Universidad de California (Los Ángeles, EE.UU.) y uno de los que desmontaron el mito del aumento de la violencia y los nacimientos en las fases de Luna llena con un artículo publicado el año pasado en Nursing Research, explica al respecto que “cuando se producen crímenes o situaciones fuera de lo normal en días de plenilunio se habla de que es Luna llena y se asocia a la antigua creencia; sin embargo, cuando estos mismos crímenes o sucesos se producen en un día que no la hay, simplemente se ignoran, produciéndose lo que los científicos llaman el sesgo de confirmación (la tendencia a favorecer la información que confirma las propias creencias o hipótesis)”.
depilacion
Eso podría explicar, por ejemplo, que se den más superpoderes a la Luna llena cuando la nueva posee la misma fuerza gravitacional.
Pero, entonces, ¿qué factores influyen en el crecimiento de nuestro cabello? Muchos, desde la edad hasta el origen étnico, pasando por los medicamentos, los niveles de hormonas e incluso la zona corporal.
En este sentido, el número de vello visible también depende de si se encuentra en la fase anágena (de crecimiento) y catágena (de transición o detenimiento), y la duración de la primera. Mientras más dura la fase anágena más largo puede volverse el vello. Es por ese motivo que el cuero cabelludo, que puede tener una fase anágena de hasta 6 años, puede crecer mucho más que los vellos de otras partes del cuerpo, como el brazo, cuya fase anágena es de tan solo tres meses.
En definitiva, en lo único que está comprobado que la Luna influye es en las mareas, que se producen con más intensidad en la fase de Luna nueva, ya que es en este momento cuando se alinean el Sol y el satélite, consiguiendo una suma de sus dos gravedades que incide con más poder en la Tierra.
luna creciente