Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Bendito cubito! 10 cosas increíbles que puedes hacer con un simple trozo de hielo

cubito hieloeltiempohoy.es

Puede que,a simple vista, sólo veas un cubito de hielo, pero además de enfriar nuestra bebida, un cubito de hielo puede servir para muchas cosas más. Por ejemplo para quitar chicles pegados a la ropa o cómo la medicina china los usa en el punto Feng Fu para quitar dolores de cabeza y regular el intestino. ¿Cuántas de estas 10 utilidades te imaginabas?

1. Quitar el chicle de la alfombra 
Si tienes la mala suerte de tener un chicle pegado a la alfombra, sabrás lo difícil que es quitarlo. Pues bien, el cubito de hielo también te será útil en esta ocasión. Apunta: frota el cubo de hielo sobre el chicle y déjalo reposar durante un minuto. El chicle se pondrá duro y tieso, lo que te permitirá sacarlo de la alfombra con facilidad.
2. Equilibrar trastornos emocionales
Busca el punto que se encuentra justo en la confluencia de la cabeza y el cuello, punto que en la acupuntura china se conoce como Feng Fu. Acuéstate sobre tu vientre y coloca un cubito de hielo directamente sobre la zona Feng Fu. Sostén ahí el cubito de hielo durante 20 minutos. Repite este tratamiento por la mañana antes de comer o beber y, por la noche, antes de irte a la cama. Pero debe haber un descanso de días días entre los tratamientos. Al principio puedes sentir frío, pero al cabo de 30 o 40 segundos sentirás cómo el calor va directo al punto Feng Fu. Los primeros días experimentarás una gran euforia gracias a la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo. ¿Los beneficios? Dormirás mejor, disminuirá tu mal humor, tendrás una buena digestión, menos resfriados y conseguirás aliviar los dolores de cabeza.
cubito hielo
3. Suavizar las arrugas de la ropa
Sí, como lo oyes, hielo contra las arrugas. Enciende la plancha, envuelve un cubo de hielo en un paño y frota en las arrugas antes de planchar. También puedes poner un par de cubos de hielo en la secadora o humedecer la ropa con agua antes de secarla. Los cubos de hielo se derretirán y se convertirán en vapor, lo cual te ayudará a quitar las arrugas de la ropa. ¡Magia!
4. Tomar medicamentos
El hielo adormece las papilas gustativas, por lo que si tienes que tomar una medicina con un sabor desagradable, prueba a chupar un cubito de hielo antes de tomártela.
5. Reducir el dolor de la depilación
Si la depilación te produce un gran dolor, este truco te va a encantar. Lo mejor para aminorar el dolor de la depilación es aplicar hielo en la zona que vas a depilar. El hielo tiene el efecto de insensibilizar la piel y, por tanto, es un elemento clave para que la depilación no sea tan dolorosa. Sin embargo esta opción no es buena para la depilación con cera, puesto que no notas bien el calor de la misma y pueden producirse quemaduras en la piel.
cubito hielo

6. Prevenir ampollas
La aplicación de hielo sobre la piel quemada inmediatamente después del incidente reduce la probabilidad de formación de ampollas. Si ya se han formado, frota ligeramente el área con un cubo de hielo para alejar el dolor que crea la formación de una ampolla.
7. Eliminar grasa de la sopa
Si pones unos cubitos de hielo en una cuchara de metal y pasas la cuchara por la parte superior de la sopa caliente, el exceso de grasa en la sopa se aferrará a la parte inferior de la cuchara.
8. Recalentar el arroz
A los más cocinillas les encantará este truco. Añade un par de cubitos de hielo en el recipiente antes de meterlo en el microondas para que el arroz no se seque.
9. Refrescar a tus mascotas
Especialmente durante el verano, los animales peludos apreciarán unos cubitos de hielo en su cuenco de agua de vez en cuando.
10. Lucirte con tus cócteles
La búsqueda del hielo perfecto se ha convertido en una especie de obsesión para los sibaritas. Tener un bloque de hielo puro y transparente no mejorará el sabor, pero sí mejorará mucho el aspecto de tu copa.  Lo que tienes que hacer es utilizar un recipiente aislante como el que se usan para mantener frescas las bebidas. El hecho de que aisle el agua de la temperatura es importante, porque hace que el líquido se congele de arriba a abajo en vez de manera homogénea. De esta manera, las impurezas del agua, que son más pesadas, van quedando abajo. Lo que hay que hacer es desmoldar el bloque de hielo antes de que se congele del todo. Las impurezas se van con el agua sin congelar. Después, solo hay que cortar el bloque en piezas de un tamaño conveniente con un cuchillo de sierra y una maza de cocina.