Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frioler@ no, lo siguiente: ¿Puede que esté enfermo si siempre tengo frío?

frioleraeltiempohoy.es

Estamos en esa época del año en la que la mayor parte de la conversación se centra en el frío que hace y en lo mal que está el tiempo. Y sí, es normal tener frío cuando las temperaturas están tan bajas y sopla un frío helador pero, ¿puede haber alguna causa mayor, además del mal tiempo, por la que siempre tengamos frío? Cuidado, puede ser el reflejo de anemias, hipotiroidismo, la enfermedad de Raynud o hipertensión.


Estamos acostumbrados a decir que una persona es friolera sin darle mayor importancia pero puede que detrás de esa continua sensación de frío se esconda un problema de salud. Anemia, Hipotiroidismo, la enfermedad de Raynud, anorexia o hipertensión son solo algunas de las causas que puede haber detrás de una persona que siempre tenga frío.
Tu físico importa
De entrada deberías saber que las personas altas y delgadas pierden más rápidamente el calor que las pequeñas y anchas. Es algo puramente físico, las personas que tienen una capa de grasa corporal más densa suelen tener menos frío; como en los animales, la grasa corporal aísla del frío.
La intolerancia al frío es una condición que se presenta con mayor frecuencia en mujeres de edad media y con mayor prevalencia afecta a las extremidades. Así nos lo cuenta el doctor Ruiz Ortega de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Riesgo Vascular del Servicio de Medicina Interna en el Hospital Ramón y Cajal.
¿A qué se debe la intolerancia al frío?
Como nos comenta el doctor Ruiz Ortega, puede deberse a problemas en diferentes sistemas:
  • Alteraciones del sistema nervioso tanto central (principalmente hipotálamo) como periférico (alteraciones de los nervios y los receptores)

  • Alteraciones endocrinas, principalmente tiroides.

  • Alteraciones de la sangre: anemia y crioglobulinemias

  • Alteraciones de la circulación (enfermedad arterial periférica, claudicación intermitente)

  • Pérdida de grasa por desnutrición o anorexia

  • También puede ser ocasionada por algún fármaco por lo que habría que revisar si toma alguna medicación.

friolera
Cuidado con las dietas
Las personas que se imponen dietas restrictivas estrictas (ayuno, dietas bajas en calorías, etc.) no consumen suficiente energía para garantizar las calorías necesarias para asegurar una termogénesis eficaz. Como resultado, el cuerpo no es capaz de mantener la temperatura corporal mínima (entre 36,5ºC y 37ºC) y sentimos frío.
Vigila la anemia
La vitamina B12 es un nutriente esencial que se encuentra prácticamente sólo en alimentos de origen animaly cuando se tiene deficiencia en vitamina B12, se suele sufrir sensación de frío crónica. Además, cuando una persona sufre anemia tener sensación de frío (entre otros efectos) casi permanente. ¿Por qué? La hemoglobina es la proteína que transporte el oxígeno a través de la sangre a todo nuestro cuerpo, por lo que cuando nuestros glóbulos rojos no son demasiado numerosos, no pueden suministrar adecuadamente oxígeno a los tejidos corporales. Si los músculos no reciben suficiente sangre, equivale a menos irrigación sanguínea, o sea, a más sensación de frío.
Frío contra el agua
Nuestro cuerpo está constituido en gran parte por agua y nos ayuda a regular la temperatura interior. En invierno, cuando se tiene mucho frío se consume mucha energía y se evapora agua al contacto del aire frío y seco, eso provoca deshidratación. Por eso es importante beber agua tanto en verano como en invierno para soportar mejor los cambios de temperatura.
¿Padeces hipotiroidismo?
Si al frío contínuo se unen otros síntomas como fatiga, piel seca, pelo muy fino o aumento de peso, quizás puede ser signo de hipotiroidismo. La disminución de la producción de la hormona tiroidea provoca una ralentización global del metabolismo corporal; esta hormona también tiene como función regular la temperatura corporal. Las personas con este problema hormonal suelen tener una temperatura más baja de lo normal y tener una mayor sensibilidad al frío.
friolera
Si te medicas… ojo
Así es, muchos medicamentos pueden causar una reacción de hipotermia o agravamiento de la hipotermia, algunos son fármacos antiepilépticos o antihipertensivos, los barbitúricos, la digoxina, neurolépticos, vasodilatadores, algunos antihipertensivos, también pueden bajar la temperatura corporal.
La enfermedad de Raynaud
La enfermedad de Raynaud es un trastorno poco frecuente de los vasos sanguíneos  que afecta generalmente los dedos de las manos y de los pies. Esta enfermedad provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando la persona siente frío o estrés y puede hacer que las personas afectadas siempre tengan las manos y los pies fríos. También la nariz, la boca o las orejas pueden verse afectados.
Diabetes
Uno de los efectos secundarios de la diabetes son los daños en el riñón, se conoce como nefropatía diabética y uno de los síntomas de la nefropatía diabética es sentir frío todo el tiempo.
Pon en marcha tu circulación
Algunas personas pueden tener una temperatura corporal normal pero resentir frío únicamente en las extremidades, en los pies y las manos. Cuando se produce de forma extrema, incluso se pueden sentir entumecidas, dolorosas y blanquecinas o azuladas.
friolera
Como concluye el doctor Ruiz Ortega, la mayoría de las veces la intolerancia al frío no tiene relevancia ni tratamiento pero habría que estar atentos a algunos signos de alarma:
  • Dolor de cabeza, sobre todo si antes no tenía, si afecta solo a una parte de la cabeza o la despierta

  • Lesiones en la piel o palidez en las zonas con sensación de frialdad

  • Hormigueo y otras alteraciones la sensibilidad

  • Pérdida de fuerza

  • Caída de pelo

  • Ahogo

  • Pérdida o ganancia de peso

Terminamos con un consejo: descansa y duerme lo suficiente. ¿Por qué? Porque cuando se está muy cansado se sufre fatiga crónica, nuestro organismo funciona más lentamente y bajan nuestras defensas naturales, se desajusta parcialmente nuestro sistema nervioso y los mecanismos que nuestro cuerpo necesita para regular la temperatura corporal. Y por muchos jersey que te pongas, no te será fácil entrar en calor.