Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Necesitas hueco tras los Reyes? Trucos para mantener los armarios sin humedad y moho

armarioseltiempohoy.es

Con las lluvias y la bajada de las temperaturas suelen llegar los problemas de humedad al hogar y aparecen olores y manchas en los armarios que pueden incluso estropear tu ropa, por no hablar del desagradable olor que deja impregnado en ella. Pero existen soluciones eficaces para prevenir y atajar el problema. Hoy, el día en el que tienes que ir pensando en hacer hueco para los regalos de Reyes, te las contamos todas.

El primer paso es airear y limpiar para evitar hongos
Si notas que tu armario y tu ropa empiezan a oler a humedad, es muy importante sacarla, ventilarla y hacer una limpieza del ropero. Es conveniente lavar la ropa no sólo por el olor, sino para prevenir la aparición de moho. Si con el primer lavado no consigues quitar el moho añade percarbonato sódico (un limpiador y blanqueante ecológico y natural) al detergente y vuelve a lavarla. Lo que no puedas meter en la lavadora como las prendas de cuero, puedes cepillarlas y dejarlas secar al sol, luego hay que limpiarlas poco a poco con una solución de agua y vinagre (2 de agua por una de vinagre) y volver a dejar secando al sol.
armarios

Cuando vuelvas a guardar la ropa, procura colocarla de manera que permita la circulación de aire. Coloca papel de periódico dentro de los zapatos, es un buen absorbente de humedad. Si es posible, reemplaza los estantes macizos por otros de rejilla.
En cuanto a los armarios, habrá que limpiarlos de diferente manera según su material: si es de madera, lo mejor es utilizar una solución de agua y vinagre (2/1), en otro caso, se puede usar legía diluida en agua o, si prefieres soluciones menos tóxicas, bicarbonato, agua oxigenada o percarbonato sódico. Si el problema es grave, procura limpiar los armarios periódicamente.
Una vez limpio puedes aislar las paredes del ropero con papel vinílico antihumedad o con papel pintado y luego aplicar una mano de sellador. Otra opción, es aplicar imprimación transparente en el interior del armario.
Segundo paso, prevenir con ventilación
armarios
La humedad por condensación (la que se origina en las paredes más frías) suele ser el origen del problema, pero la solución no está en subir la calefaccion porque esto no hace más que agravarlo. Es importante ventilar la habitación y al mismo tiempo abrir los armarios al menos durante diez minutos al día y controlar que la humedad no supere el 60% dentro de la vivienda, si es necesario con un deshumidificador.
Sistemas prácticos para prevenir la humedad y el mal olor
armarios
Existen multitud de soluciones prácticas para mantener a raya la humedad dentro de los armarios y conservar un olor fresco en tu ropa. Una de ellas es acudir a los productos antihumedad que se venden en el mercado, como las bolsas de granulado activo que absorben la humedad y la convierten en una masa gelatinosa o apostar por soluciones caseras: bolsitas de arroz o de tizas (de las de escribir en la pizarra), un recipiente con carbón vegetal o con café molido son soluciones prácticas que mantienen la humedad a raya. Si te gusta que los armarios tengan aroma puedes además guardar saquitos de plantas aromáticas o jabones con olor. En cualquier caso hay que reemplazarlos periódicamente para que sigan siendo efectivos.