Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué dices 'achís' siempre que miras al sol? ¡Quizás padezcas de estornudo fótico!

Estornudos por el solEl Tiempo Hoy

No tiene cura. Y una de cada cuatro personas lo sufre. Seguramente no seas consciente de que eres enfermo crónico de un problema que (tranquilo) no afecta para nada a tu salud. Pero existe. El estornudo fótico es una condición genética que, aunque muchos la desconocen, puede convertirse en tu mayor pesadilla si alzas la vista en días de sol.

Foto: Aron M. (Flickr)
Ya no le tendrás que echar la culpa a la alergia. Contagiado de padres a hijos por medio de los genes, este inevitable estornudo viene escrito en nuestro ADN. Tan solo basta con que una de las letras de tu código genético se altere para que los rayos solares te provoquen este desagradable cosquilleo en la nariz. La variación ha sido denominada polimorfismo de nucleótido simple. Pero en la práctica es mucho más sencillo de entender. Si en vez de citosina (C) tienes timina (T) en el marcador rs10427255255, preocúpate: tienes todas las papeletas para formar parte de ese 25% de víctimas del temido ‘achús’.
¿Por qué estornudamos con tan solo mirar el sol?
Y ahora, la pregunta es la siguiente; ¿por qué me pasa esto si no me ha entrado en la nariz ningún tipo de partícula? Pues muy fácil. La respuesta la tiene el nervio trigémino. En él conviven terminaciones nerviosas con funciones relacionada con el olfato, la vista y el gusto. Y claro, al acceder a una zona muy iluminada, la señal dirigida a la rama óptica pasa tan cerca de la olfativa que se cruzan como si fuese un cortocircuito.
Sol
Al no suponer ningún peligro (al menos hasta el momento) los científicos no se habían parado a investigar demasiado las posibles consecuencias del estornudo fótico. Pero eso no significa que no existan. Según apuntan los compañeros de Science Alert, este problema podría tener cierta relación con la epilepsia fotosensible. ¿Alguna vez un estornudo había dado tanto que hablar?