Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primavera, la piel altera: trucos útiles y fáciles para hidratarte mejor el rostro

trucos para hidratar pieleltiempohoy.es

Ahora que ha llegado la primavera, aunque de momento no se note demasiado, debes empezar a ocuparte de tu piel de manera diferente a como lo has hecho hasta ahora y centrarte especialmente en hidratarla. La hidratación es fundamental por varias razones: primero, para que se recupere del estrés al que ha estado sometida durante el invierno y segundo, porque hay que prepararla para pasar más horas al aire libre y de cara al sol del verano. Además de aplicarte la crema, puedes poner en práctica una serie de trucos para hacer más efectiva tu rutina de belleza.

Aplicar la crema hidratante con la piel húmeda
Antes de empezar a hablar de hidratación es necesario recordar que para que una rutina de belleza funcione hay que empezar por la limpieza del rostro (nocturna y diurna). Si te has limpiado bien la cara por la noche, por la mañana hazlo antes de entrar en la ducha porque el primer truco fácil y efectivo es aplicarte la crema hidratante con la piel ligeramente húmeda, de este modo favoreces la hidratación y notarás que ésta dura más tiempo. Lo mejor para activar la circulación sanguínea es el agua fría, así que el proceso es bien fácil: limpieza, ducha, agua fría en la cara, secado ligero y crema.
Combina la crema con un masaje estimulante
trucos para hidratar piel
Lo ideal es que te apliques crema hidratante con un masaje que estimule la microcirculación, de este modo sacarás más partido a todos sus principios activos. Debes empezar con movimientos ascendentes desde el pecho hasta el cuello, luego pellizca suavemente el hueso de la mandíbula con ambas manos partiendo del centro de la barbilla hacia las orejas. Continúa en la zona de las mejillas, labio superior y mentón, aquí los movimientos deben ser de dentro hacia afuera y ligeramente ascendentes. Con las yemas de los dedos realiza movimientos circulares sobre la nariz y en zig-zag sobre la frente. Termina en el contorno de los ojos masajeando en círculo desde el nacimiento de la ceja hacia la sien y de ésta hacia el lagrimal, hazlo siempre sobre el hueso y muy suavemente.
Ponte una mascarilla una vez a la semana (casera o de bote)
trucos para hidratar piel
Para un aporte extra de hidratación, lo mejor es aplicarte una mascarilla con activos que sean capaces de aportar y retener la humedad. En el mercado hay muchas, pero algunos ingredientes de la despensa bien mezclados pueden hacer milagros en la piel. Uno de los frutos más hidratantes (también para el pelo) es el aguacate, que contiene ácidos grasos Omega3, vitaminas A, B, C y E. Basta machacarlo para que adquiera una textura mantecosa, aplícatelo en la piel y déjalo actuar durante 20 minutos, luego retíralo con agua tibia y notarás la piel mucho más suave, nutrida y elástica. Si te lo has puesto en el pelo, déjalo 30 minutos y lávalo como lo haces normalmente.
Algunos alimentos pueden ser tu mejor aliado
trucos para hidratar piel
Seguimos en la despensa, pero esta vez para elaborar un menú hidratante. Aunque un litro y medio de agua es el mínimo para mantener la piel en condicones óptimas de hidratación, no tienes que pasarte el día bebiendo porque existen alimentos sólidos con alto contenido en agua. Te sujerimos una ensalada de espinacas (95% de agua), tomante (94%) y pepino (96%), alíñala con aceite de sellas de lino que tiene un alto contenido en Omega3. También puedes hacerte una macedonia con sandía (92%), manzana (86%), kiwi (83%) y naranja (83%) y añadirle semillas de calabaza y de chía que eliminan toxinas y regeneran los tejidos.
Los suplementos ayudan pero no sustituyen
trucos para hidratar piel
No te engañes, nada de lo que tomes en cápsulas es sustitutivo sino complementario de una buena alimentación y una adecuada rutina de belleza, pero lo cierto es que todo suma y la piel lo agradece. El problema es que no se puede elegir un solo suplemento, lo ideal sería ir alternando una combinación de vitaminas A, B, C, D y E, ácidos grasos Omega3, 6 y 9, magnesio y colágeno. Nada que no encuentres en una alimentación sana y equilibrada.