Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dudas frioleras: ¿Podemos contagiar la gripe a nuestras mascotas? ¿Y viceversa?

mascotaseltiempohoy.es

La ola de frío polar que atraviesa España nos ha dejado dos cosas: las históricas imágenes de la nieve en el litoral mediterráneo y una epidemia de gripe que ha colapsado los hospitales de nuestro país. No sólo los humanos contraemos enfermedades en invierno, también lo pueden hacer nuestras mascotas, que sufren gripes y catarros al igual que nosotros. La pregunta es: ¿podemos contagiarnos los unos a los otros? ¿Tan empática es una relación dueño-animal? Un veterinario nos responde.

“¡Qué frío hace!” es, probablemente, la frase más escuchada a escala nacional en los últimos días. Y es cierto. Hace tanto frío que hasta ha nevado en Alicante, Murcia y las Islas Baleares, algo completamente inusual en zonas que gozan de un clima cuasi-tropical durante la mayor parte del año. Entre nevada y nevada, la gripe se ha abierto paso entre la población y  ha colapsado las urgencias hasta conseguir el título de ‘epidemia’.
Dentro de una misma casa, no sólo los humanos pueden contagiarse de esta enfermedad estacional; también puede extenderse a los otros miembros de las
perro frío
familias: las mascotas. Ricardo Sánchez, veterinario de la clínica ‘Vereda Nueva’, de Velilla de San Antonio, nos ha aclarado si pueden traspasarse de animal a persona o de persona a animal:
“Las influenzas de la gripe en humanos y animales son distintas. En los perros, por ejemplo, la cepa es la cepa canina, no la nuestra (la H1N1), que se conoce como la “tos de la perrera” y que es muy contagiosa entre los perros. Para que una enfermedad vírica canina pasase a un humano, el virus tendría que mutar, como ocurrió con la gripe aviar. Pero, comúnmente, cada especie tiene su propia influenza y no se comparte”.
La gripe no es zoonótica
Esto no quiere decir que en ningún caso podamos compartir infecciones víricas, aunque no ocurra con la gripe común. “Hay otras enfermedades con las que sí se puede producir una zoonosis – cuando la enfermedad animal se contagia a las personas o al revés- pero la gripe, en concreto, no tiene por qué. Hablamos de otras afecciones como la rabia, la salmonelosis, la tiña, la conjuntivitis bacteriana o la leishmania que, en el caso de los humanos, no es mortal y tiene cura”. 
En el caso del resfriado, que sabemos que es una enfermedad diferente a la gripe (la primera produce febrícula y la segunda, fiebre alta, por ejemplo) también puede darse en nuestras mascotas y tampoco es contagioso. “Si ya cuesta que pase de un humano a otro, al no ser un virus, pues imagínate de un animal a una persona”, ha vuelto a aclarar el veterinario. 
Así que, podemos estar tranquilos en cuanto a la transmisión se refiere y seguir haciéndonos compañía mutua cuando algún miembro de la familia, peludo o no, esté pasando por un proceso gripal. 
xx