Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Que no te venza el frío: cinco actitudes mindfulness que te ayudarán este otoño

mindfulnesseltiempohoy.es

En esta época del año es habitual sentir cierta tristeza, provocada por la bajada de los niveles de serotonina, como consecuencia de la disminución de las horas de luz solar. La práctica del mindfulness te puede ayudar a hacer frente a estos cambios en el estado de ánimo, ayudándote a reconocer y equilibrar tus emociones.

Gracias a Déborah Postigo (@mindful22), terapeuta transpersonal, experta en mindfulness y facilitadora de la Conexión Interior (Inner Bonding), podemos acercarte un poco más a esta filosofía milenaria, facilitándote algunas pautas sencillas de mindfulness que van a mejorar tu calidad de vida y contribuirán a tu felicidad.
Qué es mindfulness y qué beneficios tiene
mindfulness
Déborah nos cuenta que el mindfulness es una filosofía milenaria que se remonta al siglo VI a.c y está vinculada al origen del budismo. “Es la práctica mental sostenida de estar presente, estar atento aquí y ahora, en el momento. Su intención es calmar, apaciguar la mente para ver con claridad, serenidad y lucidez. Solo con la mente calmada es posible ver las cosas cómo son en realidad. La atención es un proceso psicológico que tenemos todos y lo único que hay que hacer es domesticarla”.
Parece sencillo, pero ella misma reconoce que no es fácil, que la cabeza va hacia atrás o hacia adelante y que sólo con constancia consigues convertirlo en un hábito con el que notarás profundos cambios a nivel físico, emocional y mental.
Cómo repercute la práctica de mindfulness el estado de ánimo
mindfulness
La terapeuta explica que “la práctica de mindfulness utiliza la respiración como soporte y es una herramienta encaminada a liberarnos de los condicionamientos mentales que nos causan ansiedad, estrés y sufrimiento. Pero como toda práctica precisa compromiso y atención, atención y atención”.
Nos cuenta que es beneficioso para la salud a todos los niveles: física, mental y emocional, concretamente a nivel emocional “repercute en la felicidad, ayudando a reconocer y equilibrar nuestras emociones más presentes, aliviar estados depresivos y/o ansiedad porque la práctica sostenida del mindfulness permite que segreguemos endorfinas, las hormonas relacionadas con la felicidad”.
Danos unas pautas sencillas de mindfulness para principiantes
mindfulness
Déborah nos dice que practicar mindfulness ayuda a vivir más y mejor cada uno de los momentos de tu vida y consiste en un cambio de actitud. “En lo profesional, en consulta, implemento a mis clientes algunas sencillas y eficaces herramientas mindfulness como la respiración consciente, el diálogo interior con las emociones o la meditación zen, pero para empezar basta con estas cinco sencillas pautas:
-Practica la amabilidad contigo mismo, no te juzgues tanto, eres un ser único
-Vive cada momento de tu día con total entrega, confiando
-Regálate tiempo y espacio, atrévete a disponer de tiempos vacíos. Dedícate a ser, sin hacer
-Practica el silencio y escucha la información sobre ti mismo que te ofrece
-Da, haz un regalo, de forma incondicional e incluso de forma anónima: deja un libro en un banco que hayas leído y otra persona pueda disfrutar de él”
Anticipa que los beneficios no se harán esperar. "Si consigues practicar 5 semanas sostenidas mindfulness te aseguro que lograras un bienestar y una confianza parecidas a la felicidad".