Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco claves para venirte arriba y tener más positividad en los días de otoño

positivoeltiempohoy.es

El otoño es un momento perfecto para hacer cambios, plantearte nuevos retos y adoptar hábitos de vida que te permitan ser más positivo. Alimentarte con frutas y verduras de temporada, disfrutar de la naturaleza, aprender una nueva disciplina deportiva o reservar tiempo para disfrutar en pareja, son claves para conseguir un estado de ánimo positivo incluso en días lluviosos.

Si eres capaz de sacarle jugo al otoño, se puede convertir en una de tus estaciones favoritas del año. Las frutas y verduras se encuentran en su mejor momento para sacar provecho de todos sus nutrientes, los paisajes tienen olores y colores que te relajan, es tiempo de hacer escapadas y practicar deporte. Disfruta de esta época del año y aprende a ser positiva sacándole todo el provecho que puedas.     
Los alimentos de temporada que cuidan tu estado de ánimo
positivo
Esta es la época del año en la que puedes disfrutar de mayor variedad de frutas y verduras, todas llenas de vitaminas y nutrientes que te ayudan a mejorar tu estado de ánimo. No olvides incluir en tu cesta de la compra algunos (o todos) de los siguientes alimentos: por un lado, cereales integrales, legumbres, verduras de hoja verde, plátanos y nueces, porque son ricos en vitamina B6 y en magnesio -que facilitan el proceso metabólico del triptófano, el aminoácido necesario para la fabricación de serotonina- y por otro, proteína animal como carnes, pescados, leche y sus derivados por su alto contenido en magnesio y zinc.       
Descubre nuevos paisajes en la costa y el interior
positivo
Aunque el verano haya acabado, si vives en la costa, el tiempo aún te permite disfrutar de largos paseos por la playa. Recorrer de esquina a esquina, sin tropiezos ni gritos, las playas de La Concha en San Sebastián, El Sardinero en Santander o La Victoria en Cádiz, es una experiencia reservada sólo a algunos privilegiados y que en nada se parece a aquella abarrotada playa de agosto. Y si vives en el interior, tus perspectivas también son excelentes, pasear o irte a coger setas al Parque Natural Serranía de Cuenca, al Parque Natural del Moncayo o al Parque Micológico Ultzama son el plan otoñal perfecto para un aficionado a la micología. 
Practica una nueva disciplina deportiva
positivo
Practicar ejercicio aeróbico regularmente es una manera sencilla de mejorar tu estado de ánimo y es tan sencillo como caminar, correr o montar en bicicleta a ritmo moderado. Pero para que tu actividad física sea integral debes completar este tipo de ejercicio con otros de tipo anaeróbico como el pilates, como decía Joseph Pilates, la buena condición física es el primer requisito para ser feliz, o el yoga. Uno de los cinco principios fundamentales del yoga es el pensamiento positivo y que con determinadas posturas y movimientos como el saludo al sol, Ustrasana y Sukhasana, se consigue elevar el buen ánimo. Y sólo necesitas 21 días para convertirlo en un hábito e incorporarlo a tu vida.
Rodéate de gente que te haga feliz
positivo
Busca tiempo para pegarte una escapada con tu familia, con pareja a solas o con tu grupo de amigos, porque interactuar con personas que quieres hace que tu cerebro libere neurotransmisores que te hacen sentir feliz. Intenta planear al menos una salida semanal para ir al cine, al teatro o a cenar y en el mejor de los casos para pasar un fin de semana en algún hotel rural rodeado de naturaleza, respirar aire puro, reírte, pasear, no hacer nada y olvidar que existe el teléfono (si es que puedes) son trucos sencillos con los que venirte arriba en esta época del año. Antes porque lo estaréis planeando, durante el tiempo que lo disfrutáis y después al recordarlo.
Trabaja el pensamiento positivo
positivo
Si la actitud es importante, ser amable o sonreír pueden cambiar tu estado de ánimo, tu cerebro lo es mucho más. Enfréntate a los problemas como una oportunidad para aprender, fíjate objetivos concretos y actúa, habitúate a practicar la autoafirmación, aprende de tus errores, se optimista pero realista y reserva algún momento del día (todos los días) para disfrutar de algo que te haga feliz.