Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos sencillos para prolongar el bronceado más allá de las olas de calor

Si las olas de calor te pillaron en la playa o en la piscina, seguro que tu piel ha conseguido un bronceado que no querrás perder de inmediato. Este fin de semana que las temperaturas nos darán una tregua -las tormentas en el Levante y en el centro de la península aliviarán el calor- deberías aprovechar para ponerte manos a la obra.

Hay rutinas de belleza que no te debes saltar y hábitos que deberías adquirir con los que conseguirás conservar el moreno por más tiempo: exfoliar la piel, incorporar alimentos a tu dieta, hidratarte por dentro y por fuera y ayudarte con la nutricosmética son los pasos necesarios para que tu color veraniego resista la vuelta al asfalto.
La exfoliación

La exfoliación no es sólo un paso previo que prepara la piel para el sol, con ella consigues un moreno más uniforme, sino que debe formar parte de tu rutina de belleza semanal. Su función es, además de arrastrar las células muertas que apagan la piel, prepararla para recibir mejor las dosis de hidratación diarias que necesitas y cualquier otro tratamiento específico que suelas utilizar.
Los exfoliantes de moda se llaman 'Frank body scrub', están hechos a base de ingredientes orgánicos: café, cacao, té verde, sal y vainilla chai con azúcar. Según cuál sea el componente principal tienen diferentes funciones: activar la circulación y reducir la celulitis, propiedades relajantes, rejuvenecedoras, antioxidantes… La firma tiene un verdadero club de fans en Instagram y entre ellas muchas famosas como la cantante Lana del Rey, o blogueras y modelos como Laura Wells, que no han dudado en posar con 'sus posos de café'.
Incorpora a tu dieta alimentos con betacaroteno

La zanahoria, el tomate, los frutos del bosque y todos aquellos alimentos de color rojo, anaranjado o amarillo tienen un alto contenido en betacaroteno (provitamina A), un nutriente que activa la melanina cuya función es protegernos de los rayos ultravioletas y que determina el nivel de bronceado que alcanzará nuestra piel.
Son de gran ayuda si quieres preparar la piel para el verano porque la zanahoria acelera y potencia el bronceado, el tomate y los frutos rojos son antioxidantes, regeneran la piel y ayudan a fortalecer el colágeno mejorando la elasticidad.  Además serán un buen aliado para mantener activa la melanina cuando te alejes de los rayos del sol.   
Alimentos ricos en aminoácidos y vitaminas

Pero no todo termina en el betacaroteno, los alimentos ricos en aminoácidos como lácteos, arroz, maíz y algunas verduras y hortalizas, son fundamentales para la producción de melanina, por lo que su consumo también estimula el bronceado.
En cuanto a las vitaminas, el consumo de vitamina C y E, presentes en cítricos, en el kiwi y en la papaya, estimulan la formación de colágeno en la piel que se traduce en mayor resistencia y elasticidad y, por tanto, más hidratación. Una piel hidratada conserva por más tiempo el bronceado al ralentizarse el proceso de descamación.
Hidratarte por fuera y por dentro

Si la hidratación diaria de la piel es importante cuando no está expuesta, en verano el hábito debe convertirse en obligación. Mantener la piel hidratada evita que se descame y se pele y por tanto que el bronceado desaparezca. Para combatir los estragos de la ola de calor es fundamental hidratarse por dentro y además, si bebes al menos ocho vasos de agua, mejoras la elasticidad de la piel.
Un par de trucos para mantener el bronceado: El primero es utilizar agua fría en la ducha, porque el agua caliente puede provocar deshidratación y descamación. El segundo es lavar la cara con una infusión de té. En ambos casos debes terminar hidratando la piel, especialmente tras la aplicación del té porque tiene efectos astringentes y puede provocar sequedad en la piel.
Cosmética adecuada

La nutricosmética se ha encargado de facilitarnos la vida a través de cápsulas para todo, también de betacaroteno para potenciar y mantener el bronceado, pero no están solas, tienes además otras opciones en forma de serum, crema y hasta de jabón.
Algunos serums estimulan la producción de melanina y lo mejor es que bastan un par de gotas mezcladas con tu crema diaria para mantener el bronceado más allá de las vacaciones, porque no necesitan exposición solar para actuar. Las cremas aftersun con tratamientos prolongadores del bronceado (algunas incluso con autobronceador) contienen agentes hidratantes, por lo que pueden ser el sustituto perfecto de tu crema diaria y harán una doble función. También puedes aliarte con el jabón bugs bunny de enjabonarte, con aceite de oliva y extracto de zanahoria, que puedes usar en la ducha, tanto en la cara como en el cuerpo, para mantener el moreno por más tiempo.