Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quieres que tu casa sea la más fresca del barrio? ¡Decórala para el verano!

Pues nada, otro año más… ¡el verano ya está aquí! Ha llegado suave, casi primaveral, pero, sintiéndolo mucho, que el mercurio suba -y mucho- es sólo cuestión de horas; de hecho, en la mayor parte del territorio peninsular -con más fuerza en Andalucía- hoy se superarán los 30ºC.

Sin embargo, no te asustes, aún podremos disfrutar de un rebrote primaveral a partir de mañana con un ligero descenso de las temperaturas en todo el país -especialmente en el norte peninsular- y con tormentas veraniegas en el extremo norte. Mientras el tiempo te da un respiro, aprovecha para tomar nota y preparar tu casa para los calores veraniegos.
Si estás entre los afortunados que durante las vacaciones pueden huir del calor de la ciudad y el asfalto, nuestra más sincera enhorabuena. Si no es así y lo más cerca que vas a estar de la playa es viendo 'Supervivientes', no te preocupes porque aquí te contamos todos los secretos para que tu casa sea la más fresca del barrio.
Que corra el aire...
Abre ventanas, puertas y balcones y favorece, siempre que sea posible, las corrientes de aire. Eso sí, para ventilar la casa, mejor a primera hora de la mañana y por las noches, que es cuando, según la previsión, las temperaturas serán más suaves. El resto del día, la clave está en bajar las persianas y abrir y cerrar en función de si el sol incide directamente o no en tus ventanas y balcones.
Si tu casa es de las que tienen esa orientación "asador de pollos" en la que te toca padecer el sol durante las horas centrales del día, no te queda más remedio que mantenerla en penumbra, que no a oscuras. Con ello conseguirás que la temperatura sea relativamente más fresca y es tan fácil como sustituir las cortinas por otras más ligeras o por "visillos sin caída y estores enrollables", tal y como recomienda la decoradora y arquitecta de interiores Silvia Trigueros. La razón, evitan el calor pero dejan pasar la luz y el aire a través de ellos.
En cuanto a los tejidos para cortinas y estores, opta por los naturales y ligeros. Rosa Dios de RDestudio también se decanta por emplear "screen, enrollable y en material vinílico" o la clásica veneciana por su "sensación de frescor".
Por supuesto, la opción más efectiva, aunque menos económica, para evitar que el sol -que se espera durante estos días en toda la península- se nos cuele en casa es utilizar un toldo ya que, en algunos casos, reducen el calor hasta en un 50%. Los hay de múltiples colores y diferentes grosores y tipos de lonas así que, busca y compara modelos y precios antes de decidir. A la larga, es una buena inversión porque al reducir el calor también bajará tu consumo eléctrico -al ahorrar en aire acondicionado- y, además, ganarás en intimidad.
Viste tu casa con ropa de verano
Si tú haces cambio de armarios para guardar la ropa de invierno y sacar tirantes y sandalias, tu casa también necesita vestirse de verano con textiles de fibras naturales como el algodón o el lino. Desde la ropa de cama hasta el sofá del salón, aprovecha las rebajas y busca telas suaves, frescas y de colores claros para sustituir tus sábanas y colchas durante estos meses y para cubrir el sofá y los sillones, sobre todo si son de piel o sintéticos.
Rosa Dios apuesta por colores "corales, turquesas y, para los más atrevidos, los amarillos en pequeños toques". Silvia Trigueros, por su parte, nos recomienda a la hora de decorar que elijamos una base neutra para poder cambiar el resto de complementos en función de la estación; "en verano, los blancos y azules verde-agua resultan frescos, otra gama muy agradable y que funciona bien es la de los amarillos y rosas pastel porque son más ligeros a la vista, alegres pero suaves".
Por supuesto, no te olvides de cambiar también las fundas para los cojines y las almohadas. Y si tienes alfombras en casa, es el momento perfecto para limpiarlas a fondo y guardarlas hasta el próximo invierno aunque si no quieres renunciar a ellas siempre puedes recurrir a las de fibras vegetales u otros "materiales que hasta podemos mojar como los vinílicos", añade Rosa.
Plantas y adornos, redecora y refresca
Si tienes jardín o terraza, por pequeña que sea, ¡felicidades! Cuentas con un refrigerador natural para tu casa. Sólo tienes que regar, mejor por la mañana o a la caída de la tarde, y cuando se evapore el agua, notarás cómo baja la temperatura.
Ahora bien, si no tienes ni terraza ni jardín, te proponemos otra solución. Utiliza el espacio que tengas disponible en las ventanas -si lo hay- para poner plantas; serán tus mejores aliadas para refrescar la casa porque absorben los rayos del sol.
Según la decoradora Rosa Dios, "las plantas ayudan muchísimo a dar frescor; por ejemplo, la hortensia, si no la tenemos al sol directamente es muy fresca y, por sus colores, luce muchísimo. Para terraza, los frutales pequeños y para interior, la yuca por lo bien que aguanta ya que no hace falta regarla mucho".
Y si después de todo esto, quieres darle el toque definitivo a tu casa, recurre a elementos decorativos con motivos estivales. Silvia Trigueros nos recomienda decorar con "flores frescas o en su defecto artificiales, con corales y conchas"; mientras que Rosa Dios se decanta por los elementos asociados con el mar como "algas, jarrones turquesas -en cristal o porcelana- y vajillas con corales".
­­