Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ni frío ni calor: 5 prendas que te ayudarán con esta locura primaveral

prendas primaveraeltiempohoy.es

Hace calor, mucho calor… de momento, pero la primavera es una época de cambios climáticos y aunque no te vas a encontrar temperaturas invernales, habrá momentos del día en que bien te sobre, bien te falte ropa. Hoy sacamos del armario las prendas imprescindibles para pasar sin frío ni calor esta época del año.

Grandes pañuelos que aportan grandes soluciones
Si tienes un pañuelo grande, no lo sueltes en lo que queda de primavera y en todo el verano. Lo mejor de este accesorio es que tiene doble utilidad: si te pilla el fresquito y vas muy desabrigada puedes usarlo como chal o para protegerte el cuello (esto es especialmente aconsejable para quienes no soportan bien el aire acondicionado) o si hace demasiado calor, para proteger cabeza y hombros del sol. Son especialmente aconsejables los de algodón, que se arrugan menos que los de lino si los quieres llevar en el bolso, porque dejan circular el aire y absorben la humedad.
Calcetines de hilo, lo más confortable para los pies

Igual que en pleno invierno es necesario llevar los pies protegidos con calcetines de lana, si llevas zapatos cerrados en primavera y verano, es imprescindible usarlos algodón o hilo para mantener los pies a una temperatura adecuada. Las fibras naturales no sólo son más confortables, además evitan la sudoración, las bacterias y las infecciones. Para quienes tienen además problemas de olor, han nacido los calcetines fabricados con hilo de plata que, si bien no evitan la sudoración, eliminan la bacteria que provoca el mal olor.
Un suéter o cárdigan tan finito que ni pesa ni abulta

Esta es una prenda casi básica en primavera porque te permite pasar del tirante a la manga larga en un minuto. Pueden servir de ejemplo los básicos de algodón suprema de American Vintage, tan finos y ligeros que ni pesan ni abultan, pero con el número suficiente de hilos como para que aísle de la climatología. Otros tejidos que pueden servir para este mismo fin son la seda o de algodón de fibra mediana (el de las camisetas), ambos son frescos, pero con gran poder aislante.
El kimono, esa prenda que hace las veces de abrigo y de vestido

Se han convertido en una especie de básico (aunque muy sofisticado) y lo cierto es que gracias a su versatilidad están por todas partes y en todas las temporadas. Combina perfectamente con vaqueros, con vestidos fluidos o con shorts, es perfecto para un estilismo casual o formal y, además, si hace demasiado calor puedes llevarlo como prenda única haciendo las veces de vestido. ¿Alguien da más? La mayoría se confeccionan en seda, un tejido perfecto para esta época del año porque es delicado y fresco, pero con capacidad aislante.
Slip dress, el vestidito de tirantes que puedes usar todo el año

Aunque lo del kimono te parezca insuperable, hay un vestido que lleva varias temporadas siendo el rey de la versatilidad, es el ‘slip dress’, una prenda que recuerda a los camisones de seda y que admite tantas superposiciones como seas capaz de inventar: trench, gabardina o cazadora por encima, camiseta, suéter y pantalones por debajo e incluso se puede llevar sin ningún tipo de compañía.