Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frío, ven a mí: gadgets y tips que usan las bajas temperaturas para ponerte guapo/a

belleza y frioeltiempohoy.es

El frío, la nieve y el hielo, además de ser perfectos para ponerte en forma haciendo deporte, son unos grandes aliados para tu pelo, tu cara y tu cuerpo. Gadgets como las Inverse Hair Conditioning -las planchas que se meten en el congelador-, técnicas de maquillaje como el jamsu -sumergir el rostro en agua fría-, el masaje con hielo o el antifaz de gel son sólo algunos de los tips de belleza que utilizan el frío para ayudarte a venirte arriba este 2017.

Jamsu: sumergir la cara en agua fría después de maquillarte
belleza y frio
La técnica coreana del jamsu (sumergir en agua) consiste exactamente en eso, sumergir la cara en agua fría entre 15 y 30 segundos después de aplicar el maquillaje, el corrector y una capa gruesa de polvos traslúcidos. Luego hay que secar la cara a pequeños golpecitos con una toalla y terminar de maquillar ojos y labios. Esta técnica está especialmente indicada para pieles grasas pues ayuda a que desaparezcan los brillos durante todo el día.
La plancha del pelo que se guarda en el congelador  
belleza y frio
Esta plancha neozelandesa utiliza temperaturas bajo cero para sellar la fibra capilar aportando brillo, fuerza y elasticidad al cabello. No se enchufa, no lleva pilas ni baterías, sólo necesitas introducirlas en el congelador al menos durante un par de horas. Se puede usar con el pelo seco o mojado, en cabellos lisos o rizados y al contrario que las planchas calientes, según sus creadores, su uso continuado mejora la salud capilar.
Masaje facial con hielo para rejuvenecer la piel
belleza y frio
La terapia facial con hielo es una técnica de rejuvenecimiento de origen oriental que consiste en frotar un hielo (siempre envuelto en un pañuelo) sobre el rostro por la mañana y por la noche, incidiendo especialmente en las líneas de expresión. Esta terapia ayuda a rejuvenecer la piel activando la circulación sanguínea, tonifica la piel del rostro, reduce el acné y desinflama las bolsas y los ojos inflamados.
Antifaz de gel frío contra las bolsas y ojeras
belleza y frio
El antifaz de gel helado es un gadget muy popular porque al colocarlo sobre los ojos mejora la microcirculación ocular, por lo que mejora el aspecto de las bolsas y ojeras, reduce la hinchazón y además ayuda a aliviar la migraña, a descongestionar el rostro y a conseguir un efecto flash. Es tan sencillo como tenerlo guardado en el congelador y colocártelo durante unos 10 minutos.
El truco de las cucharas frías que mejora la piel del rostro
belleza y frio
Según el cosmetólogo alemán René Koch, dos cucharas frías pueden ser otro gran aliado para tu piel y sólo necesitas dos cucharas, un vaso con agua helada y otro con aceite caliente (calentino, no hirviendo). Las cucharas se sumergen en frío y se colocan en los párpados superiores e inferiores (enfríalas cada vez que lo necesites) durante unos cinco segundos repitiendo el gesto cinco veces. Masajea el  resto del rostro utilizando el aceite caliente.
Cremas y vendas frías contra la celulitis
belleza y frio
La aplicación de frío en zonas afectadas por la celulitis, ya sea en forma de crema o vendas frías, ayuda a descongestionar, exfoliar, activar la circulación, obliga al organismo a generar calor quemando grasa y acelerando el metabolismo, consiguiendo que se produzca una eliminación de los cúmulos de grasa. La manera de aplicar el frío es determinante a la hora de conseguir los mejores resultados: de menos a más cremas, vendas frías y crioterapia serán los métodos más eficaces.
Crioterapia: ponte a menos 140 grados
belleza y frio
La crioterapia consiste en una terapia que somete al cuerpo, durante un par de minutos, a una temperatura extrema de 140 grados bajo cero. Esta técnica, que tiene fines terapéuticos y estéticos, se traducen en la eliminación de toxinas, destrucción de grasa corporal, atenuación de las líneas de expresión y, en general, la mejora la calidad de la piel.