Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Odias llevar paraguas aunque llueva? Alternativas dignas para no empaparte

sin paraguaseltiempohoy.es

¿Te suena eso de parece que va a llover? Pues ya sabes lo que viene. Si no soportas mojarte pero odias llevar el paraguas a cuestas, existen alternativas a este instrumento infernal (pero muy útil) para llegar completamente seca y seco a tu destino. Algunos métodos son tradicionales, otros son tan nuevos que vas a querer ponerlos en práctica ya.

Para días de viento y lluvia, nada mejor que el chubasquero
Esta prenda de toda la vida, llámalo impermeable o chubasquero, sigue vigente gracias a su evidente funcionalidad, aunque con una imagen muy actualizada. De aquél amarillo “Capitán Pescanova” aún quedan algunas versiones, pero los nuevos llegan en un formato renovado. Uno de los más conocidos es el modelo Mackintosh de Vetemets -100% algodón impermeabilizado- cuyo tamaño oversize, que cubre prácticamente de la cabeza a los pies y más allá de las manos, te asegura llegar sin una gota de agua a tu destino. Quienes prefieran un modelo más femenino pueden apostar por el impermeable tipo ‘trench’ de Terra, que además es ecológico pues está fabricado en poliuretano 100% biodegradable, que además incluye un sistema de ventilación y es combinable con un gorro para la lluvia tipo pamela de la misma marca.  
Cuando cae chirimiri tápate por lo menos la cabeza
sin paraguas
Hay días en que sólo cae una ligera lluvia que no parece ni lluvia ni parece que moje, pero es esa a la que llaman ‘cala bobos’ porque crees que no te cala pero terminas chorreando. Es el momento del sombrero, uno cualquiera pero que tenga el ala lo bastante ancha para cubrirte la cabeza y, si puede ser, los hombros. Si además lo acompañas de una capa impermeable transparente para que se vea tu modelito, no sólo serás la persona más lista de la calle, también la más fashion.
Cuando la lluvia es moderada, protégete con PVC
sin paraguas
Si llueve de manera moderada, el fieltro puede acabar empapado al final de tu trayecto, así que no basta con colocarte un sombrero sin más. En estos días elige un modelo beanie, o incluso una pamela (lo importante es que tape la cara), pero que estén fabricados en PVC para que repelan el agua. Es la manera de asegurar que la lluvia no estropee ni el peinado ni el maquillaje.
La república independiente de la capucha
sin paraguas
Aunque las capuchas han ido siempre unidas a una prenda de abrigo (gabardina, impermeable, parka, plumífero…), ahora han decidido vivir su vida y aparecen como prenda suelta e independiente. Lo cierto es que si llueve un poco pero no hace frío, lo que necesitas de verdad es una capucha. Parece que esta idea se le ha ocurrido a alguien más y ¡voilá!, algunos diseñadores como Maison Michel han independizado la capucha para que puedas usarla sola. 
Un pañuelo tipo abuelita para la lluvia
sin paraguas
Tienen un cierto aire abuelil pero este accesorio llamado ‘The Bonnit', fabricado por una empresa canadiense, se está convirtiendo en una estrella de Instagram. Se trata de una especie de gorrito de plástico, reutilizable y preformado como un pañuelo, para que solamente tengas que atarlo al cuello. Te da un punto retro que a muchas mujeres les divierte, lo encuentras en diferentes estampados y lo mejor de todo es que si deja de llover, una vez seco, lo metes en el bolso sin más.
Una bolsa de plástico colocada con mucho arte
sin paraguas
Eso de ponerte una bolsa de plástico en la cabeza te puede parecer una frikada y es que realmente lo es, pero como solución de urgencia no tiene desperdicio. Da un aspecto ‘homeless’ que incluso puede ser divertido y con un poco de arte, si la bolsa es lisa y le haces unos cortes estratégicos, puede conseguir un resultado hasta estiloso. Para muestra la colección presentada por Christopher Kane para el otoño/invierno 2016, aunque si se mira detenidamente… es lo mismo pero no es igual.