Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo afecta el calor a tus pestañas? Cinco consejos para que el sol no te las queme

pestañaseltiempohoy.es

Sucede más a menudo de lo que crees: el calor y la radiación solar afectan muchas horas al día a tus pestañas. Cuando menos te lo esperes, puedes notar que están deshidratadas y hasta quemadas. Ahora que además las vips más glamorosas lucen unas pestañas XXL en las alfombras rojas, te damos consejos para protegerlas al máximo desde el principio. ¿Cómo empezar? Vete eligiendo unas gafas.

Actúan de barrera para el ojo frente al polvo y otras motas del aire, son el toldo que da sombra a nuestros ojos y los que les protegen de la luz solar. Pero, ¿quién cuida a las pestañas? Está claro que las pestañas necesitan nuestra ayuda, tanto como el cabello, y sobre todo ahora con los primeros rayos de sol. Sus escamas de queratina, que las hacen moldeables al rizador, y sus partículas de melanina, que las hacen morenas o rubias, se vuelven más porosas al contacto con la radiación ultravioleta deshidratándolas, secándolas, y debilitándolas hasta caerse.
pestañas
Aunque las máscara de pestañas es un escudo para el sol, los componentes químicos del maquillaje no son los más aconsejables para el cuidado de la pestaña, por lo que hay que desmaquillarlas a conciencia con un producto sin grasas ni aceites.
Para combatir la sequedad que provoca el sol en las pestañas hay que hacer a rajatabla cinco simples gestos en el día a día:
1. Pestañea a menudo. Al hacerlo generarás lagrimas que hidratarán a tu ojo y a la queratina de tus pestañas. Para humedecerlas de manera artificial existen cremas a base de queratina y aceite de ricino que acondicionan y nutren la superficie capilar para fortalecerla.
pestañas

2. Pon cuidado en las comidas. No necesitas hacer una dieta para tener las pestañas de las tronistas de Mujeres y hombres y Viceversa, pero si es conveniente vigilar el aporte vitamínico y de oligoelementos que hacemos por día para que crezcan unas pestañas de hierro.
3. El maquillaje, como otros cosméticos en contacto con el sol, no es buen amigo de la radiación ultravioleta. Aunque no vas a dejar de usar la máscara de pestañas, asegúrate de que has quitado el hasta el último rastro de pintura. La mejor loción es la que tiene algún componente calmante. La mejor manera de aplicarlo es en un algodón a base de movimientos circulares y lentos de la raíz hacia fuera.
4. Antes de salir de casa, y si vas con cara lavada, cepilla las pestañas con un peine especial y extiende una crema fortalecedora de pestañas para protegerlas cuando te expongas al sol. Además, favorecerá su crecimiento, te dé el sol o no.
5. Las gafas de sol, para todo. Con ellas, protegerás tu visión a la par que cuidas tus pestañas de la sequedad. Si no eres de gafas, un sombrero veraniego puede ser una buena opción.
    pestañas