Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿De verdad hay una nueva estación que se llama ‘veroño’? Te contamos qué es

veronoeltiempohoy.es

Has oído bien. El 'veroño' es una nueva estación, al menos oficiosamente. Y coincide con esta época del año, entre verano y otoño, en la durante el día disfrutas de temperaturas altas, impropias del otoño, que bajan de manera considerable en cuanto el sol se pone. Concederle el título de nueva estación del año es tal vez demasiado reconocimiento, pero lo cierto es que el otoño es cada vez más caluroso y menos lluvioso. Te ayudamos a salir de casa con la ropa adecuada, para que no hieles ni te ases.

Aunque no es oficial, el veroño se está ganando a pulso el derecho a ser la quinta estación. A las noches frías y su correspondientes amaneceres, le siguen días soleados y muy calurosos, prácticamente veraniegos, que te obligan a echarle imaginación a la hora de elegir qué ropa ponerte cada día. Hoy te contamos las cinco prendas que te salvan el veroño sin cargar a diario con todo tu armario.
El veroño, algo más que una palabra simpática
verono
Aunque la RAE no la reconoce oficialmente como palabra, en la calle comienza a ser habitual hablar del veroño. El fenómeno llamado veranillo que provoca una subida diurna de las temperaturas otoñales en los días cercanos a San Miguel (29 de septiembre) y San Martín (11 de noviembre), ha pasado a ser lo normal en esta época del año y no sólo en esos días. Con la llegada del otoño se producen cambios en la circulación atmosférica y esto se debe a la reducción progresiva de la insolación en nuestro hemisferio. Pero como consecuencia del calentamiento global, las masas de aire frío polar no tienen suficiente fuerza para desplazar al aire cálido subtropical, prolongando y suavizando la transición del verano al otoño.
Estas temperaturas diurnas veraniegas con noches y amaneceres otoñales suponen un quebradero de cabeza a la hora de vestirte: lo que te sobra a medio día es imprescindible cuando se va el sol, así que te ves atrapada bajo capas y capas de ropa que luego tienes que llevar colgada del brazo… por no hablar de los pies. ¿Y cómo se soluciona este lío? Con cinco prendas básicas que no te vas a quitar.
Dale fuerte al vaquero en todas sus versiones
verono
Lo sabes mejor que nadie, el tejido vaquero te da frío en invierno, pero para esta época del año es perfecto. No te limites sólo a los pantalones, esta temporada todas las prendas vaqueras pegarán muy fuerte, de los pantalones a las cazadoras pasando por faldas, vestidos y abrigos. No te cortes, apuesta por las versiones más mínimal o por las más barrocas: bordadas, parcheadas y customizadas
Sácale partido a la bomber de seda o de terciopelo
verono
Este tipo de cazadora, que en invierno puedes llevar en lana gruesa, es una de las prendas de otoño que más verás en la calle. Las de seda, ante y terciopelo combinadas con una sencilla camiseta son para esta época del año, luego no te las pondrás a menos que lleves encima un abrigo y entonces no podrás lucirla como es debido. Póntelas con todo -vestidos, pantalones, minifaldas- y en todos los tamaños, del oversize al XS.
Un suéter fino o una sudadera por encima y por debajo
verono
Alarga tus prendas veraniegas combinándolas con un jersey de punto fino. Lo mejor es que lo puedes llevar sobre todo y debajo de vestiditos fluidos sin que nada desentone en el conjunto. Para las que prefieran un estilo más deportivo están las sudaderas de algodón, hacen el mismo efecto y se han convertido en las estrellas de la temporada, sobre todo las de tamaño XL. Cuando te sobre, haz un rollito y guárdalo en el bolso.
Una prenda a medio camino entre trench y guardapolvo
verono
Esta especie de trench, no necesariamente más largo pero sí más fluido, es el compañero ideal para de cualquier look de veroño. Es perfecto para combinarlo con cualquier prenda, ya sea sofisticada, deportiva o casual, además añade o un plus de estilo al mismo tiempo que te protege de los rigores de la mañana o de la noche. Lo mejor de todo es que no pesa y no te costará llevarlo a cuestas cuando te lo tengas que quitar.
Los botines este año se llevan muy ceñidos
verono
Si tienes que salir temprano de casa ya te puedes ir olvidando de las sandalias, apuesta por los botines de temporada: ceñidísimos a la pierna como un calcetín, algunos de hecho lo son, como los de Vetements de Rihanna. Para esta época elígelos de ante, porque son menos calurosos que los de piel, pero atenta al pronóstico del tiempo por si de pronto decide que va a empezar a llover.