Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahora que llega el buen tiempo, hay una forma de transformar el calor del sol en frío

frío solareltiempohoy.es

El sol siempre ha sido utilizado por todos como una fuente de calor pero, ahora, también puede ser una fuente de frío. Hablamos del frío solar, un sistema de refrigeración poco convencional que transforma los rayos del sol en frío para nuestras casas a través de paneles solares. Es más sostenible que el resto de sistemas de climatización y garantiza un ahorro de hasta un 70% de la energía. Te decimos cómo funciona.

Con la llegada del calor, tenemos que ir pensando en formas para ir enfriando nuestras casas. Y el frío solar es quizá, una opción más que interesante porque reduce las emisiones de CO2, se aprovecha al máximo la energía solar en época de mucho sol, e incluso mejora la calificación energética de la vivienda. Pero, ¿cómo es posible conseguir que el calor sea frío? Con un panel solar, un lugar donde almacenar la energía solar térmica y dosificadores que lleven el frío a toda la casa.
El proceso es simple: primero, captamos la energía solar con paneles solares o calderas de biomasa; en segundo lugar, se almacena la energía que nos servirá en un futuro de fuente de alimentación para producir frío y se distribuye la energía en forma de frío por un circuito radiante ubicado en el suelo o el techo. Y, por último, la máquina que produce el frío realiza el 'circuito de disipación', esto es, capta el calor de dentro del edificio para emitir frío.
solar
*Imagen: Energíafuturo.com
¿Hay instalaciones así en España?
Los datos más recientes corresponden al 2008, momento en el que contaba con cerca de 150 instalaciones de frío solar en todo el mundo (100 de ellas localizadas en Europa, la mayoría en Alemania y países mediterráneos). En nuestro país, ya ha habido algunas iniciativas para mejorar e implementar en este sistema, como este circuito de 'frío solar' desarrollado por la Universidad Carlos III de Madrid.