Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Su vecino murió de calor en un coche y este niño de 10 años inventó esto para que no vuelva a suceder

coche caloreltiempohoy.es

El joven Bishop Curry es de Texas, cursa quinto de primaria y ha inventado un dispositivo que promete salvar miles de vidas. Se trata de un aparato que maneja la temperatura interior de los vehículos para evitar golpes de calor. Y lo que motivó su impulso emprendedor fue la muerte del bebé de sus vecinos, de apenas 6 meses, por una situación muy similar. Esta es la conmovedora historia de un héroe que ha demostrado que no solo los adultos pueden cambiar el mundo.

oasis
Lo lógico es pensar que, con sus 10 años recién cumplidos, esta es la primera y única heroicidad del pequeño Bishop. Pero ni mucho menos. Métodos para derretir el hielo de la carretera sin sal o catapultas caseras ya nacieron antes de Oasis, su nueva creación 'salvavidas'.
Su funcionamiento es muy sencillo: una vez que se alcanzan valores excesivamente altos, la máquina emite aire frío y envía un aviso a los padres y autoridades pertinentes. Su tamaño, además, es tan cómodo que ocupa menos que la palma de una mano.
niño
La profesión de su padre como ingeniero de automóviles en Toyota ha sido crucial. Gracias a su personalidad curiosa, el menor de los Curry tiene claro desde hace mucho tiempo que un coche, con altas temperaturas, puede convertirse en una tumba. Y la muerte del bebé de sus vecinos, de apenas 6 meses de edad, por un golpe de calor dentro de un coche fue definitivo para ponerse manos a la obra.
Oasis se encuentra en plena fase de concepto y financiación. Y según el éxito que está teniendo, con más de 20.000 dólares recaudados en la plataforma GoFundMe, se espera que muy pronto se ponga en marcha su fabricación. Cabe resaltar que, en lo que llevamos de siglo, 172 muertos han muerto en Estados Unidos dentro de un coche por estar bajo el sol.