Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El paraguas total: funciona al revés para que, al cerrarlo, no te mojes ni un poco

No hay nada peor que cerrar un paraguas después de haber sobrevivido al diluvio universal. No solo se nos mojan las manos y las mangas, sino que todo el suelo y las paredes sobre la que lo colocamos también acaban perdidas. Bien, pues podemos anunciar con absoluta satisfacción que esos días de pesadilla otoñal son historia gracias a una compañía alemana que, literalmente, le ha dado la vuelta al negocio paragüero.

El nuevo método que se han inventado consiste en que, al abrir el paraguas, el efecto sea similar a cuando florece una flor. Así, es la parte que se moja la que se queda dentro y es la seca la que está fuera cuando está cerrado. Eso permite que nuestras manos no se mojen y podamos continuar el día con normalidad, sin esa sensación de irascibilidad que producen estas cosas. 
Eso sí, nadie dijo que conseguir la gloria fuera barato. Este paraguas alemán cuesta la friolera de 45 euros (y eso que están de rebajas). Pero, claro, es que te están ahorrando la mitad de los momentos desagradables que experimentas en otoño. La otra mitad es Halloween, y ya ha pasado.