Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cadena humana de bañistas evita el estancamiento de 20 cetáceos en Lanzarote

Cadena HumanaEl Tiempo Hoy

La playa de Las Coloradas de Papagayo ha sido testigo el pasado jueves de un episodio insólito con final feliz: unos 20 calderones tropicales han aparecido a cinco metros de la costa. Ante eso, los decenas de bañistas que se encontraban en las inmediaciones de la playa, se han juntado en una 'cadena humana' para evitarlo. De hecho, sin esta acción, los expertos consideran que hubiera sido imposible evitar el encallamiento. 

Vidal Martín, presidente de la Sociedad para el Estudio de los Cetáreos al Diario de Lanzarote, ha añadido a La Voz de Lanzarote que siguen "en alerta", porque los animales podrían volver a aparecer en cualquier momento. En cuanto al suceso, Martín señaló que fue algo inusual porque en las Islas se pueden encontrar "a tres o cuatro millas de la costa y a mil metros de profundidad".

La razón de que los cetáreos aparecieran en la playa pudo ser, según Martín, porque alguno de los ejemplares tuviera algún problema o que estuviera "enfermo": "Cuando una animal está herido o no se vale por su cuenta, el resto del grupo lo que hace es intentar ayudarlo", ha explicado, por lo que "a veces terminan derivando hacia la costa, que es un terreno para ellos inusual, por lo que entran en pánico".
Según Martín, lo peor que puede ocurrir por estos varamientos, en los que los animales "sufren muchísimo", es que los animales fallezcan incluso cuando no tienen problema alguno.