Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega el puente de San Isidro… Alergia, don’t stop me now!

Alergiaseltiempohoy.es

Empieza uno de los pocos puentes que nos quedan en el calendario laboral antes de las vacaciones de verano, al menos en algunas comunidades autónomas españolas. Y lo mejor es que viene acompañado de temperaturas altas por lo que quedarse en casa no es una opción.

Sin embargo, no todo son buenas noticias ya que, para los alérgicos, este repunte en el mercurio viene acompañado de un incremento en los índices de polen. Pero como queremos que todos disfrutéis del puente, aquí van nuestros consejos para que la alergia no sea un problema este finde.
A más calor, más polen en el aire
Este fin de semana, con motivo de San Isidro, son muchas las fiestas que se celebran a lo largo y ancho de la geografía española y el buen tiempo nos va a acompañar ya que durante estos días disfrutaremos de sol y calor a lo grande.
Y es que, según la AEMET, para estos días se esperan temperaturas por encima de los 35ºC en el centro peninsular, Andalucía y la costa del Mediterráneo, llegando hasta los 40ºC en algunos puntos. En el oeste y el norte serán más suaves, en torno a los 20ºC e incluso está previsto que llueva.
Como decimos, la subida de las temperaturas implica que los índices de polen se disparen. De hecho, según la previsión de la Red Palinológica de la Comunidad de Madrid para los próximos días, el riesgo es alto tanto en el caso del polen del olivo como en el de las gramíneas, los dos alérgenos más activos en este momento.
En relación a esta predicción, se considera alta la concentración de polen cuando es de 70 a 197 granos por metro cúbico de aire en el caso del olivo y de 90 a 156 si hablamos de las gramíneas.
Por supuesto, cuanto más al sur tengamos previsto pasar el puente, mayor concentración de polen de olivo encontraremos. De hecho, en Andalucía esta primavera está siendo especialmente intensa en este sentido, ya que encontramos provincias como Jaén o Córdoba donde estos niveles están alcanzando grados extremos, superando los diez mil granos por metro cúbico.
Si puedes, pon rumbo al mar

La playa es tu mejor destino para este puente si padeces alergia al polen del olivo o a las gramíneas. Y lo es por dos razones; por un lado, la humedad neutraliza las partículas de polen en el aire y, por el otro, “porque el aire que procede del mar viene limpio de polen”, tal y como apunta Miguel Blanca, Jefe del Servicio de Alergias del Hospital Carlos Haya de Málaga y coordinador de la Red Nacional de Alergias.

Pero si pasar el fin de semana en la playa no es una opción, no te preocupes. Sólo tienes que seguir una serie de recomendaciones básicas:
  • Evita salir si hace mucho viento y también en las horas de mayor polinización, esto es, al amanecer y al atardecer.
  • Si vas a ventilar la casa, mejor a primera hora de la mañana ya que a la caída de la tarde la concentración de polen es mucho mayor.
  • Para hacer deporte, es preferible que sea en espacios cerrados porque te fatigarás menos y rendirás más. Aunque también puedes hacerlo al aire libre, mejor si es por la mañana.
  • Conduce con las ventanillas del coche cerradas y utiliza un filtro de polen para el coche.
  • Utiliza gafas de sol para evitar que el polen afecte la mucosa conjuntival.
  • Y si usas lentes de contacto, no hay problema. Puedes seguir haciéndolo pero recurre a las desechables y renuévalas a diario, evita frotarte los ojos y refréscalos con las lágrimas artificiales, con ello reduces el malestar y los mantienes hidratados.
  • Consulta los niveles de concentración de polen en cualquier punto de España en la web de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) o en tu móvil con la app Polen Control.

Y por si todo esto te parece poco, además te desmontamos otro mito: si crees que ir al campo lo tienes prohibido, te equivocas; porque “el polen de las ciudades es más agresivo que el del campo debido a las partículas de contaminación que se adhieren a él”, según indica el alergólogo Tomás Chivato.
Mascarillas para todos los gustos

En el caso de las alergias más graves, el uso de la mascarilla es casi obligatorio. Ante esto, hay poco que se pueda hacer por eso te proponemos que destierres la mascarilla blanca y aburrida de toda la vida y que le des un toque chic y divertido. ¿Cómo? Muy fácil. En internet tienes un sinfín de opciones y seguro que encuentras la mascarilla más chulapa para marcar tendencia en La Pradera de San Isidro.
Y si lo de personalizarla no te convence del todo, también tienes la opción de los filtros nasales. Son prácticamente invisibles y te protegen del polen de la misma manera que las mascarillas tradicionales.
Tengo alergia, doctor
Además de todos estos consejos, debes seguir las pautas y recomendaciones de tu médico. “Es muy importante que la persona que padece alergia no se automedique. Debe ir a un especialista para recibir el diagnóstico apropiado y, por supuesto, cumplir con la medicación prescrita”, según el doctor Blanca.
En este sentido, destaca que hay en torno a un 10-20% de personas que son alérgicas a pesar de que previamente han dado negativo en las pruebas sistémicas. “Esto se debe a que la alergia se presenta a nivel local, es decir, en las mucosas de la nariz, ojos y bronquios aunque la respuesta a nivel tópico haya sido negativa”. Si esto sucede, la recomendación de Miguel Blanca es ir a un especialista y solicitar pruebas específicas para que el paciente pueda ser diagnosticado correctamente.
Los síntomas más frecuentes de la alergia son la congestión nasal y los mocos, acompañados de estornudos, picor de nariz, de ojos y de garganta, ojos enrojecidos y llorosos, tos, dificultad para respirar y, en los casos más graves, incluso asma. Pero a pesar de que todo junto resulta muy molesto, los médicos coinciden en que con el tratamiento adecuado los pacientes pueden hacer vida normal y tener una buena calidad de vida.
Así que, ya sabes. Disfruta del puente y… ¡que nada te pare!