Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza la época de setas: te enseñamos a cultivarlas en casa, casi sin moverte del sofá

setaseltiempohoy.es

Otoño es la estación de las setas por excelencia y estas lluvias que llegan van a dar el último empujón para que salgan. Aunque ir a recoger setas puede ser un gran plan de fin de semana, también tiene inconvenientes, como el frío, la lluvia, las garrapatas o el desconocimiento del tipo de seta ante el que nos encontramos. Por eso, te proponemos cultivar las tuyas propias en casa. Sí, has oído bien: plastas, recoges y directas al sofrito. 

Tanto si las setas son tu pasión y eres todo un experto en la materia, como si te estás iniciando, te vamos a mostrar el paso a paso para montar tu propio 'bosque' de setas en tu salón.
Un revuelto a pie de encimera
Lo primero que tienes que saber es que existen numerosas empresas que ofrecen kits (en forma de caja o bolsa) de diversas especies, especiales para cultivarlos en casa. Su precio oscila entre 15 y 38 euros y hay kits que dan hasta 700 o 1.000 gramos de setas.
setas
Una vez que sepas el tipo de kit que quieres, toca elegir qué setas vas a cultivar. Existen muchos tipos de setas comestibles comercializadas pero las más comunes son la seta ostra, el boletus o los champiñones. Lo ideal es probar con varias especies y para conseguir más colores, texturas y sabores en los platos.
En el caso de la seta ostra, hay kits que deben sumergirse en agua durante un día. Luego tienes que colocarlo en el sitio más fresco y húmedo posible de la casa y evitar los lugares cerca de la calefacción o el aire acondicionado. Lo ideal es encontrar una temperatura que oscile entre los 16 y los 22 grados con una humedad del 85%, algo que puedes conseguir en casa con dos o tres pulverizaciones de agua sobre la bolsa o caja a lo largo del día, sobre todo en las horas de mayor calor. También puedes colocar el kit en una bandeja y humedecer el cartón del kit y la propia bandeja.
Seguimos con la iluminación idónea. La seta ostra necesita luz pero sin que ésta sea directamente del sol, ya que deshidrataría rápidamente el sustrato y moriría.
Momento de la recolección
Con estos cuidados, en menos de 15 días ya podrías estar recolectando las primeras setas. ¿Cuándo hacerlo? Antes de que sus sombreros se curven hacia arriba. Si ves que hay un polvillo blanco alrededor del kit, son en realidad sus esporas, un aviso urgente de que hay que tienes que cortaras de inmediato. Recuerda pulverizar las setas mientras crecen para mantenerlas húmedas.
setas
Por norma general, suelen dar más de una cosecha. Si el cuidado y cultivo se realizan correctamente, puedes llegar a tres o cuatro. Importante, tras cada cosecha, conviene eliminar todos los restos de setas que queden adheridos al sustrato antes de ponerlo a dar de nuevo.
Ten en cuenta....
  • Una vez recibido el kit de autocultivo de setas puedes esperar sin problemas al menos dos semanas antes de empezar a cultivar pero si lo vas a mantener durante más tiempo, lo mejor es que lo metas en el frigorífico.

  • Todos los kits vienen con indicaciones detalladas. Tendrás que seguirlas al milímetro para que el proceso se complete de forma correcta y se produzcan el mayor número de ejemplares posibles.

  • Si vas a cultivar en tu terraza y hace mucho frío, puedes construir una especie de invernadero tapándolas por las noches, cuando las temperaturas son más bajas.

  • Puedes elegir entre las pacas y los kits, pero si no tienes mucho espacio en casa te recomendamos la segunda opción.

¡Bueno provecho!