Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pistas de esquí más baratas de España (y trucos para exprimirlas a tope)

nieve barataeltiempohoy.es

De este año no pasa, vamos a aprender a deslizarnos por la nieve como auténticos expertos. Esquiar es uno de los deportes estrellas del invierno y pasar una jornada en las pistas de esquí una de las mejores experiencias en los meses del frío pero, ¿podemos esquiar sin comprometer el presupuesto del mes? ¿Dónde es más barato esquiar de España? ¿Cuáles son los primeros pasos para un esquiador novato?

¿Esquiar es lo mismo que quedarse sin blanca?
Ya lo decíamos, esquiar arrastra el mito de ser uno de los deportes más elitistas del mundo y ya es hora de que sepas que no es para tanto. En España hay muy buenas estaciones donde puedes practicar el deporte blanco por apenas 26 euros al día.
Precisamente este es el precio de La Pinilla, en Segovia, cuyo forfait para un día en temporada baja es el más barato de España. En temporada alta sube a 35 euros, mientras que si cogemos el forfait por cinco días tiene un precio de 89 y 140 euros, respectivamente.
Le sigue Port del Comte, con precios desde 33 euros por un día y 125 euros por cinco, según el informe elaborado por cuponation.es. En cuanto a los abonos de temporada, los más baratos son Navacerrada, en Madrid, y, de nuevo, La Pinilla, con unos precios de 250 y 325 euros, respectivamente. En tercer lugar se coloca Port del Comte, en Lérida, donde asciende a 440 euros.
nieve barata
Al otro lado de la balanza y también en la provincia catalana de Lérida se sitúa la famosísima Baqueira-Beret, la más cara de España. El forfait de día se sitúa en los 50 euros y 209 euros por cinco días. Le sigue de cerca Grandvalira, en Andorra, con 47 y 207 euros, respectivamente.
Si lo que sacamos es un abono de temporada, el más caro se vende en la estación de Sierra Nevada, en Granada, por 1.128 euros, seguido de Baqueira-Beret, con 905 euros, y de Candanchú-Astún, con 715 euros.
Baqueira-Beret puede no ser tan caro como lo pintan
Llegados a este punto de nuestra travesía blanca, hay que aclarar que no todas las estaciones tienen los mismos servicios ni las mismas características. Por eso, en el mismo informe se resalta la relación de precio por kilómetro, donde la clasificación da una vuelta considerable.
Con este parámetro, Grandvalira en Andorra es la más económica, con 3,19 euros por kilómetro. A continuación se sitúan Formigal-Panticosa, en Huesca, con 3,61 euros por kilómetro, y Baqueria-Beret, con 6 euros. En el otro extremo, el precio asciende a 20,87 euros por kilómetro en La Pinilla, a 20,45 euros en Valdesquí y 20 euros exactos en Navacerrada.
nieve barata
Al forfait hay que sumarle muchas más cosas
Cuando se va a esquiar no es sólo pagar la “entrada” a las pistas, hay muchos más gastos asociados. El transporte, el alquiler de la indumentaria adecuada, la comida… y sobre todo el alojamiento, ya que los hoteles de montaña hacen su agosto durante los meses de invierno.
El portal inmobiliario Rentaría ha elaborado un estudio comparativo que coloca a Candanchú, en el Pirineo Aragonés,  como el destino de nieve más asequible en cuanto a alojamiento con un coste medio de 103 euros por noche. De nuevo Baqueira Beret da los máximos, con un precio medio de 227 euros/noche (un 54% más que el año pasado). Le sigue Sierra Nevada, con un precio medio de 177 euros (-12%), y Formigal, con 153 euros (+7,7%).
Una buena forma de ahorrarte unos euros es esperar… a que llegue febrero. Diciembre y enero son los meses de temporada alta y por lo tanto, los más caros en todos los aspectos. En febrero empieza a bajar y en marzo encontramos alojamientos con descuentos de más del 50%.
¿Y si salimos de España?
Si estamos pensando en los Alpes franceses, suizos o italianos, desde luego, no vamos a ahorrar mucho pero hay alternativas tan interesantes como Bansko. Esta ciudad y estación de invierno situada a 150 kilómetros al sur de Sofía, Bulgaria, ofrece la escapada de esquí más económica según la comparativa de precios que publica anualmente TripAdvisor. Un día en aquellas pistas (forfait, alquiler de tablas, comer, tomar una cerveza y pasar la noche en un hotel) cuesta 124,34 euros, menos de una cuarta parte del precio de uno de los destinos más caros para unas vacaciones de esquí, Courchevel (Francia), que presenta un precio medio de 515.31 euros.
Otros países de moda para esquiar y hacer turismo por Europa son Polonia, República Checa y Alemania.  Por ejemplo, en Polonia el coste medio del alojamiento es de 96 euros por noche para 4 personas y solo 63 en febrero y marzo. Estaciones como Zieleniec, Zakopane o Szczyrk, son algunas de las más conocidas en el país 
nieve barata
Cinco consejos para novatos de las pistas
1. Preparación previa
Como todos los deportes, el esquí también requiere un poco de entrenamiento previo, unas semanas antes, para que no sea tan exigente. Unas sentadillas, hacer abdominales y mejorar tu resistencia con carrera continua o bicicleta harán que disfrutes más de los descensos.
2. Una buena equipación 
Hemos hablado de ahorrar unos euros pero escatimes demasiado en la equipación deportiva. No hacen falta que sean los esquís de última generación pero sí que es importante que las botas sean buenas, la ropa sea impermeable pero que transpire y que lleves en todo momento el casco.
3. Jamás esquíes por encima de tus posibilidades
Pista a pista cogerás soltura pero el esquí es una disciplina que requiere paciencia y un buen instructor para que te de las claves. No te metas en una pista roja o negra en tu primer intento, de hecho si empiezas en plano cogerás mucha mejor base y seguro que luego puedes emular a los grandes campeones de este deporte.
4. Esquía y también descansa 
Estás en un paisaje privilegiado así que tómate tu tiempo para disfrutarlo, para parar cada 30 minutos, mirar a tu alrededor y recrearte. Además puedes aprovechar para hidratarte y para tomar frutos secos o un pequeño tentempié. Si estás cansado, tus reflejos serán peores y el riesgo de caídas más alto. Y sí, disfrutar de la vida ‘après-ski’ en las cafeterías de las pistas, que se está de lujo. 
5. Esquí sin agujetas
Dependerá un poco de tu estado físico pero para evitar las agujetas, debemos hacer los estiramientos para cuádriceps, isquiotibiales, aductores, gemelos, lumbares, pectoral y cuello durante un minuto cada músculo después de tu jornada de esquí. Para recuperar la energía, nada mejor que deleitarte con un plato de pasta, arroz y algo de proteínas, con alguna bebida isotónica para recuperar rápido los minerales y las vitaminas consumidas.