Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Física y química: cómo enfriar la cerveza con sal y otros trucos veraniegos indispensables

cervezaeltiempohoy.es

Harold McGee, autor de 'La cocina y los alimentos', aseguraba que cada vez que preparamos una receta "nos convertimos en químicos empíricos que utilizan el conocimiento acumulado durante generaciones y transforman lo que la naturaleza ofrece en concentrados de nutrición y de placer". Cada maestrillo (cocinero) tiene su truquillo pero aquí te vamos a enseñar cinco que son ideales para el verano: cómo tener la cerveza fría antes, preparar una ensalada de pasta en 60 segundos o fregar los cacharros con la ayuda de la cocacola.

Cerveza fría casi al instante
Empezamos por lo que más importa, para que nos vamos a engañar, cuando el mercurio aprieta sólo queremos una bebida que esté bien fría para mitigar nuestro calor. Porque hablamos de cerveza pero la realidad es que este truco sirve para cualquier refresco o líquido que queramos enfría rápidamente.
La clave está en la sal. Ponemos un recipiente con agua y hielo, al que añadimos sal y removemos. La explicación científica es muy sencilla: la sal se encuentra en estado cristalino y al disolverse con el agua hace que se derrita el hielo porque necesita cierta cantidad de energía para romper la red cristalina. Esa energía hace que se baje la temperatura en minutos y que todos los elementos que se encuentran en el recipiente se enfríen rápidamente. Cuanta más sal consigamos disolver, más rápido será el proceso.
Extra: El truco del papel de cocina 
Si no tenéis sal a mano, hay otro truco igual de efectivo para que las bebidas bajen de temperatura con cierta rapidez. Envuelve la botella en papel de cocina mojado con agua e introdúcela en el congelador. Al congelar el líquido del papel, la botella se enfría antes y además ese frío se mantiene or más tiempo.
Pasta al dente en 60 segundos
La ensalada de pasta es uno de los platos estrella del verano, sobre todo porque es fácil de hacer, se toma en frío y no requiere mucho tiempo, tan sólo lo que tarda en cocerse la pasta. Pero, ¿y si conseguimos rebajar el tiempo de cocción de los macarrones?
cerveza
Deja la pasta en remojo durante toda la noche en un bol con abundante agua fría. La pasta se hidrata con el paso de las horas lo que permite, cuando la pongamos a cocer, bajar el tiempo a apenas un minuto. Aprovecha ese tiempo para cortar el tomate, la zanahoria, el pepino y poner el maíz y tendrás una rica ensalada de pasta sin perder nada de tiempo.
Gazpacho en la Thermomix
Se ha convertido en la maquina preferida de muchos amantes de los fogones y no es de extrañar porque hace mil recetas de forma sencilla y en muy poco tiempo, como por ejemplo un rico gazpacho. Eso sí, todo el mundo se queja de lo se ensucia y lo pesado que es limpiarla.
Tenemos un truco: echa una gotas de detergente en su interior y dos o tres dedos de agua, cierra el vaso y dale al turbo 2 o 3 veces. Como si de una lavadora se tratase, los restos se desprenderán y el jabón la dejará brillante. Si además quieres que se quede seca, mete una toalla de cocina en el vaso y ciérralo. Para que llegue a todos los rincones, pon giro a la izquierda y velocidad cuchara; en 20 minutos, la thermomix está para guardar hasta la próxima ocasión. 
Madurar la fruta con más fruta
Nos pasa especialmente en verano, si compramos la fruta excesivamente madura se nos va en dos días pero si está excesivamente verde no hay quién se la coma. El truco está en mezclar, pero con sentido.
cerveza
El etileno es un gas que desprenden las frutas maduras y que acelera la maduración. Así, si ponemos una manzana madura en una bolsa con plátanos verdes, desprende etileno y ayuda a que los plátanos se pongan más sabrosos. Eso sí, hay que tener cuidado, cuantas más piezas maduras pongamos, más etileno tendremos y por lo tanto, más rápido será el proceso de maduración de toda la fruta.
A falta de jabón, buena es la cocacola
Más allá de los falsos mitos del refresco de cola, lo que es innegable es que contiene ácido fosfórico, un compuesto químico ácido presente en casi todos los refrescos gaseosos y que se utiliza, entre otras cosas, para limpiar el ácidos y otros compuestos en superficies metálicas. Así, si estás de barbacoa y no tienes jabón a mano para limpiar la parrilla, pon un poco de cocacola en un trapo y verás como queda brillante. Si se ha pegado el arroz a la paellera y no sabes cómo sacarlo, utiliza el mismo truco.