Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 'selfi' en los lagos helados de Covadonga le puede costar a estos turistas 5.000 euros

lagos covadongaeltiempohoy.es

Unos turistas han estado a punto de sacarse el selfi más caro de sus vidas. Ha ocurrido en los emblemáticos lagos de Covadonga (Asturias) que, por las bajas temperaturas, han permanecido helados estos días. Los visitantes han aprovechado para pasear por la zona, y algunos de ellos se han atrevido a andar sobre el lago en busca de la mejor foto. Sin embargo, el grosor del hielo no ha podido con tanto peso, haciendo que un grupo de turistas se hundiera el pasado domingo hasta la cintura. Como en ese momento no había ningún vigilante en la zona, se han librado de una multa de 5.000 euros. Y pudo ser peor. 

Los turistas afectados pertenecían a dos grupos distintos: uno de cuatro mujeres y otro de tres hombres. Primero, fueron ellas, que se adentraron por el lago Ercina (que tiene en general entre 10 y 20 metros de profundidad) en busca de la foto perfecta, acompañadas además de un grupo de niños. En un momento determinado, el hielo cedió, y las mujeres trataron de "salir como pudieron" del agua, tal y como apunta un testigo en el portal Arriondas.com.
Después, llegaron ellos. Entre risas y bromas empezaron a pasear por el hielo sacándose fotos y el hielo volvió a romperse. "Intentaron salir y el hielo del borde se rompió un par de veces, hasta que debieron encontrar una zona más dura y, arrastrándose como pudieron, consiguieron salir", describe una mujer que lo pudo presenciar.
Como respuesta a este suceso, que podría haber terminado en tragedia si se hubieran caído en una zona más profunda, los responsables del parque nacional de los Picos de Europa han reforzado la presencia de guardas en el entorno de los Lagos, a pesar de que, tal y como ha apuntado el director del espacio protegido, Rodrigo Suárez Robledano, hay un cartel a la entrada de los Lagos en el que pone que "está prohibido el baño estén o no helados y puede conllevar a una denuncia", según explica La Nueva España.