Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amor a más de 5.000 metros: así ha sido la boda más especial en el Everest

boda everesteltiempohoy.es

Puede que James Sissom y Ashley Schmieder tengan el álbum de fotos de boda más espectacular de la historia y sean la envidia de todos los que sueñan con una celebración de cuento. Son de los pocos que pueden decir que se han jurado amor eterno nada menos que en el Everest y que los únicos testigos de aquello fue un puñado de sherpas, uno de ellos el que ofició la ceremonia, y nuestro otro gran héroe de esta historia: el fotógrafo que inmortalizó este viaje. Porque la boda no duró solo un momento, sino que necesitaron tres semanas de duro viaje hasta llegar a la cima, en el que atravesando peligrosos caminos, sufrieron y se emocionaron a partes iguales. 

James (35), y Ashley (32) son naturales de California, y hay una cosa que les une más que nada en el mundo: su pasión infinita por la naturaleza y los deportes extremos. Su intención era, al principio, juntar a toda su familia y amigos en un día especial, pero cuanto más lo pensaban más se daban cuenta de que "una boda tradicional no era la mejor forma de casarnos", tal y  como ha indicado Ashley al 'Daily Mail'.
La pareja tomó entonces la decisión y se pusieron manos a la obra. Un año tardaron en planificarlo todo y tres semanas en llegar al campamento  base del Everest, a 5.000 metros de altura. Un tiempo en el que desafiaron temperaturas heladas, terrenos complicados y altitudes extenuantes.
boda everest
El fotógrafo que contrataron, Charleton Churchill, estaba especializado en bodas al aire libre en ambientes naturales y de aventura, pero aquello era nuevo para él.
La razón de que aceptara el gran reto fue que quería "inmortalizar el viaje a través del camino, el dolor, la felicidad, el cansancio, las luchas, así como la química romántica de la pareja", además de "retratar el contraste que existe entre la intimidante majestuosidad de las montañas y el pequeño y frágil amor entre dos personas".
boda everest
Si esta era su idea de boda, no queremos ni imaginar qué harán cada aniversario, pero esperaremos impacientes. Mientras tanto, estas son algunos de los 'fotones' que pudo sacar Churchill durante el viaje y la boda. ¿Envidia? Qué va. 
boda everest
everest
everest
boda everest
boda everest
boda everest
*Todas las imágenes han sido tomadas por Charleton Churchill