Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cruceros no sólo son para el verano

Aunque el 'Ancla-II', el nuevo barco más famoso de la tele, haya zarpado a las puertas de la época estival, disfrutar de unos días de vacaciones en un crucero es algo que podemos hacer en cualquier estación del año; eso sí, todo depende del destino que elijamos para ello.

Si esta semana, pese a los cambios bruscos de temperatura que se producirán, te animas a planificar tus vacaciones de verano y entre tus planes está recorrer los mares, te damos las claves que necesitas para escoger el mejor destino y poner viento en popa a toda vela.
En julio y agosto pon rumbo al norte
Al contrario de lo que solemos pensar, nuestro verano no es la mejor época del año para disfrutar de las costas caribeñas y pacíficas a pesar de que se trata de zonas mundialmente famosa por sus temperaturas agradables durante todo el año.
Sin embargo, es durante los meses de julio y agosto cuando tiene lugar la estación de los ciclones por lo que te aconsejamos que evites los barcos que recorren el Caribe, las Antillas, el Mar de China, el Océano Índico (Madagascar y las Seychelles) o el Pacífico (Bora Bora, Tahití o Hawái). Eso sí, evítalos sólo durante esos meses porque durante el resto del año, si tienes oportunidad, ¡no te los pierdas!
Nuestra propuesta para esta época es que pongas rumbo al norte. Que sepamos, aún no hay cruceros con destino Winterfell pero recorrer el Mar Báltico y los fiordos noruegos, admirar el sol de medianoche durante el solsticio de verano, navegar entre glaciares en Alaska o visitar ciudades tan simbólicas como Copenhague o Estocolmo seguro que no te dejará indiferente.
Aunque si lo que quieres es 'ligar bronce' está claro que estos destinos no son los lugares más indicados para ello. Por suerte, siempre nos quedará el Mediterráneo -de Algeciras a Estambul-, las Islas Canarias o Madeira. En todos ellos tienes -casi- asegurados el sol y las temperaturas cálidas.
Y en invierno, dale la vuelta al mapa
Si eres de los afortunados que puede irse de vacaciones en invierno -el del hemisferio norte- y tu intención es huir del frío para disfrutar del verano en pleno mes de diciembre, no busques más y escoge uno de los muchos cruceros que recorren la maravillosa región austral.
Y es que las bellezas que verán tus ojos en la Patagonia -zona sur de Argentina y Chile- son incontables. Sólo por mencionar algunas de ellas: Bariloche, Tierra de Fuego, el glaciar Perito Moreno -Patrimonio de la Humanidad-, la cordillera Darwin, Punta Arenas, Puerto Natales,Cabo de Hornos o los imponentes móais de la misteriosa Isla de Pascua. Lo dicho, lo más complicado de este crucero será no poder verlo todo en un único viaje.
Río abajo lo veré...
Si pensabas que los cruceros eran sólo en mar abierto, estabas equivocado. También hay cruceros fluviales que recorren las aguas dulces de algunos de los ríos más importantes del planeta.
Porque no seré yo quien diga que no a recorrer las riberas del Nilo para visitar las ciudades que fueron la cuna de la civilización egipcia como El Cairo, Luxor o Alejandría y mucho menos a navegar por el corazón de Europa atravesando el Rin o el Danubio de Johan Strauss. A la hora de organizarlos, mejor viajar de septiembre a noviembre en el caso de Egipto o de marzo a octubre para el Rin y el Danubio.