Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más ahogamientos en las playas españolas, menos banderas azules: ¿qué está pasando?

xeltiempohoy.es

¡Los datos nos dejan sin aliento! Lo que parecía un riesgo anecdótico se ha convertido, en los últimos años, en una realidad alarmante: las muertes por ahogamiento han aumentado un 20% con respecto a 2015. Pero, ¿a qué se debe? ¿Hay falta de vigilancia en las playas de España? ¿Es la imprudencia de los bañistas la principal causa? El Tiempo Hoy habla con Ana Domínguez, coordinadora de Prevención y Seguridad de la Federación Española de Salvamento.

En las playas, en las piscinas públicas y privadas o en ríos… los ahogamientos están a la orden del día y no se está haciendo lo suficiente para prevenirlos. La Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFEES) publicó un dossier con los últimos datos en España: del total de ahogamientos, el 88% (233 casos) se produjeron cuando no había autoridades, y solo un 12% han tenido lugar cuando había presentes servicios de vigilancia. El informe también confirma el rescate de 150 personas en el mes de julio. Un gran número de estos accidentes ocurrieron en las costas gallegas.
c
¿Menos socorristas, menos banderas azules?
Galicia es conocida por sus playas de bandera azul. Este año, este galardón ha sido retirado en muchas de ellas por la falta de seguridad y servicios: "Galicia ha tenido este verano dificultades para encontrar a socorristas", reconoce Domínguez.
El Informe Nacional de Ahogamientos evidencia que hay una falta de asistencia socorrista en las playas. Ana Domínguez explica al respecto: "En la mayoría de las playas de España existe una falta de servicios de vigilancia, o bien porque han disminuido sus efectivos, o bien porque los socorristas han reducido su jornada laboral. Solo en algunos casos específicos, hemos sabido que esto se debía a problemas presupuestarios. La mayoría de las veces se debe a que, fuera de la época estival, no hay tanta asistencia". Es decir, no es tanto cuántos socorristas faltan en las playas, sino cuándo se ausentan. Y es que, la mayor parte de los ahogamientos han sucedido en primavera, entre abril y junio.
El calor se ha adelantado a la época de los socorristas
"Los primeros meses del año han sido de mucho calor y esto ha hecho que los bañistas acudan antes de verano a las playas, cuando hay menos (o no hay) socorristas", afirma Ana Domínguez, y añade: "es más, en julio de este año (ya con socorristas) ha habido 30 muertes menos por ahogamiento que en este mismo mes el año pasado".
c
La principal causa: la imprudencia de los bañistas
La mayoría de los casos se producen por la falta de cuidado que ponen los turistas a la hora de bañarse. No prestan atención a las advertencias de los servicios de vigilancia y socorrismo y acaban nadando por zonas acantiladas o en las que hay corrientes marinas de las que no pueden salir: "los socorristas se hartan de señalar las zonas en las que dan corrientes, pero la gente no hace caso. Todavía, hay muchos que desconocen que la bandera roja no es una recomendación, sino una advertencia", dice Domínguez.
v
La mayoría de las imprudencias las cometen personas mayores de 45 años: "es curioso que los niños sean los menos afectados. Este año hemos contabilizado únicamente ocho casos, y dos de ellos tuvieron lugar en piscinas privadas”, y españoles: "el 77% de los fallecidos eran españoles y, del 23% restante, un 15% eran de nacionalidad europea", puntualiza Ana Domínguez.
La RFEES pretende iniciar campañas de prevención: "todas las campañas que existen al respecto son privadas. Queremos que hagan una estatal".