Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adiós zapatos, adiós sandalias: estos son los beneficios de andar descalzos en verano

andar descalzosAdela Leonsegui

Sentir la hierba fresca o la arena mojada bajo los pies es uno de los mayores placeres del verano y además tienes múltiples beneficios para la salud. Existe una corriente que promueve este ejercicio incluso en el asfalto, pero si no te ves caminando descalzo en la ciudad prueba a pasear un buen rato sin calzado en la playa o sobre el césped, tu cuerpo te lo agradecerá

Los defensores del farefoot walking tienen claro que, entre otras muchas ventajas, estimula los puntos de energía, disminuye el estrés, fortalece la musculatura, mejora la circulación sanguínea y en general el equilibrio corporal. Si no te bastan estos argumentos, ¿qué te parece el de descansar por fin de los zapatos?
Paseos veraniegos beneficiosos para la salud
andar descalzos
Caminar es uno de los ejercicios más democráticos y sanos que existen. Se puede practicar a cualquier edad y todos los expertos coinciden en que ayuda a mantener el peso, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, tonifica la musculatura y aumenta la energía. Si andar tiene estas y otras muchas propiedades positivas para el cuerpo, hacerlo descalzo sobre la arena mojada o sobre la hierba suma otra serie de beneficios: al estimular las terminaciones nerviosas se mejora la circulación sanguínea, aumenta la estabilidad y el equilibrio porque se fortalece la musculatura de los pies y, además, al mejorar la biomecánica del cuerpo se alivian cargas y tensiones.
Sácale partido a la arena de la playa
andar descalzos
Otra de las grandes ventajas que tiene caminar descalzo, en especial por la arena mojada de la playa, es que se estimula el sistema linfático, pero además deja la piel fina y suave en poco tiempo. La arena es un exfoliante natural que ayuda a eliminar durezas, toxinas y células muertas y mejor aún si caminas por la orilla, no sólo porque requiere menos esfuerzo sino porque además sacarás partido de las sales minerales propias del agua del mar.
El contacto con la naturaleza reduce el estrés
andar descalzos
Pisar con los pies descalzos la hierba o la arena es además bueno para el espíritu. Existen terapias alternativas que consideran que de este modo se conecta con la energía de la naturaleza y se fortalece el organismo, pero sin entrar a valorar este tipo de afirmaciones lo que sí es cierto es que genera bienestar. Si al hecho de andar descalzos se une el de respirar la brisa del mar, se consigue mejorar los niveles de estrés ya que sus iones elevan los niveles de serotonina, la “hormona de la felicidad” y reducen la ansiedad.
Los beneficios de correr descalzos
andar descalzos
Si tu deporte es correr, prueba a hacerlo descalzo por la arena con algunas precauciones. Se trata de un ejercicio para el que es necesario contar con un nivel de corredor medio-alto y recomendable sólo para realizar series cortas, pues teniendo en cuenta que la orilla del mar es un plano inclinado el cuerpo tiene que realizar ciertas compensaciones que a la larga pueden causar lesiones. Con todas estas salvedades, si das la talla y quieres probarlo vas a notar que cambia la biomecánica del pie en la carrera: quienes corren descalzos tienden a evitar que el primer contacto se realice con el talón, el apoyo se realiza con la parte media o frontal del pie, de manera que el impacto se reduce considerablemente.