Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Calor en el coche? Cuidado con lo que haces porque te pueden multar muy fácil

¿Calor en el coche? Cuidado con lo que haces porque te pueden multar muy fácilPixabay

Los coches están que arden. Si, ya de por sí, se recalientan el triple que la calle, imagínate si están horas y horas arrancados y bajo el Sol de verano. La operación salida ha empezado el 30 de junio y numerosos españoles se han atrevido a subirse a sus automóviles a pesar del calorazo pensando que pueden combatirlo de mil maneras… y no es del todo así. La Dirección General de Tráfico recuerda para estos días el Reglamento General de Circulación y lo que no debes hacer en el coche, aunque te estés muriendo de calor.

Ir con los pies en el salpicadero
En este caso, el culpable de la sanción es el copiloto: en un intento por acabar con el calor de los muslos y los pies, apoyan las piernas en el salpicadero. Esto dificulta la visión por el parabrisas y genera una distracción para el conductor que es real. El aviso se encuentra descrito en el artículo 18 del Reglamento General de Circulación, que especifica que está prohibido "conducir un vehículo sin mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros". Esta infracción tiene una multa de 80 euros.
coche 2
Conducir sin camiseta o en bañador
¿Te mueres de calor mientras conduces? Cuidado con quedarte en bañador antes de tiempo. Es cierto que trasladarse a la costa o a otro país significa horas y horas al volante con el Sol de lleno, pero desprenderse de prendas dentro del coche está penado y no tienes que concebirlo como una solución al calor. Aunque parezca una exigencia absurda, la vestimenta elegida para conducir puede ser determinante en la circulación: ir con el pecho descubierto o en bañador no te protege de los rozones del cinturón de seguridad. Las heridas o el malestar pueden desconcentrarte de la carretera y, en el peor de los casos, acabar en accidente. Esta exigencia no está contemplada en ninguna ley, pero el Reglamento General de Circulación advierte que "conducir el vehículo reseñado sin mantener la propia libertad de movimientos" es motivo de sanción monetaria de unos 80 euros.
coche 7
Conducir descalzo o en chanclas
¿Has alquilado un coche para moverte de una cala a otra? No seas comodón y te traslades con las chanclas de la playa porque se te pueden enganchar en los pedales. El control de los pedales es lo más importante en la conducción, junto con la prudencia, y es preciso que utilices un calzado cómodo, que sea flexible y ergonómico para no tener sorpresas al volante. Bajo la misma indicación normativa que el anterior, el Reglamento General de Circulación pena el uso de chanclas con 80 euros de multa.
coche6
Beber o comer mientras conduces
Tomar un helado o beber un agua fresca no tiene justificación al volante. Aunque en verano es necesario hidratarse con frecuencia ante exposiciones largas de sol y calor, hacer una ingesta mientras conduces puede distraerte. El Artículo 9 de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial explica "Los conductores deben utilizar el vehículo con la diligencia, precaución y no distracción necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto a sí mismos como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de usuarios de la vía" y el Reglamento General de Circulación alude a la obligación del conductor de "mantener su propia libertad de movimientos".
¿Significa que te tienes que morir de sed? No. Es más, la Dirección General de Tráfico en estos días de operación salida de julio recomienda hidratarse cada 30 minutos. Nuestro consejo es que hagas paradas a menudo para matar el gusanillo del hambre y la sed si no quieres que te pongan una 'receta' de 80 euros (casi siempre, reducibles a 40 euros).
coche 3
Conducir con el brazo por fuera de la ventanilla
Lo hemos visto en millones de películas, a camioneros y a conductores que se estaban torrando de calor. Sin embargo, el gesto chulesco te va a costar más caro de lo que crees: está terminantemente prohibido llevar el brazo asomando por fuera del coche, tanto el del piloto como el resto de los acompañantes. Cualquier policía que te vea puede acogerse al artículo 18 del reglamento en el que se exige "una posición adecuada durante el trayecto". Advierte a tus compañeros de viaje y, sobre todo, vigila a tu perro para que no saque el hocico por fuera de la ventana.
coche 1
Discutir con el copiloto
Es más común de lo que crees y ocurre más frecuentemente cuando hace calor. Las altas temperaturas ponen al límite tu paciencia y acabas 'pagándolo' con el de al lado. El mapa de carreteras, la emisora de radio, aire acondicionado o ventanillas… el debate está servido y las discusiones fluyen cuanto más sudorosos nos sentimos. Si el policía te pilla en medio de una trifulca podría sancionarte con 80 euros por estar incumpliendo el artículo 9 de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en la que se condena todo objeto de distracción.
coche 8