Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Canícula 'on'! Te contamos qué son estos 'días de perro' y por qué tienes tanto calor

wdqwdeltiempohoy.es

La canícula es la época del año en la que, estadísticamente, los días son los más cálidos. En nuestro país, por su ubicación en el hemisferio norte y protegido por el anticiclón de las Azores, el período comienza aproximadamente el 15 de julio y finaliza a mediados de agosto. Si las estadísticas se cumplen, estás ya en el periodo en el que más vas a sudar y buscar la sombra del año. Griegos y romanos ya lo sabían y organizaban su día a día del verano teniéndolo en cuenta. Pero, ¿de dónde viene el nombre? ¿Por qué les gusta a los supersticiosos? ¿Qué es 'un día de perros'?

Sin embargo, estas fechas no coinciden con el inicio del verano astronómico (sobre el 21 de junio), a pesar de ser los días en los que los rayos de Sol inciden más perpendicularmente en el hemisferio norte debido a la inclinación del eje terrestre, ¿a qué se debe?
Efecto regulador del mar
Aquí juega un papel importante el mar. Al inicio del verano, el mar aún no ha alcanzado temperaturas muy altas, por lo que amortigua el efecto evitando cambios bruscos de temperaturas entre las estaciones del año. Por eso, los días más cálidos se producen un mes más tarde, cuando el agua ha ido aumentando de grados.
dtghe
¿De dónde viene el nombre de canícula?
El término deriva de canis, 'perro' en latín, y se debe a la constelación Can Mayor, que contiene la estrella Sirio. Esta estrella, también apodada como 'la Abrasadora' es la más brillante del cielo durante ciertos días de verano en el hemisferio norte. Nuestros antepasados creían que durante estos días, al calor del Sol se le sumaba el de la estrella Sirio, lo que daba lugar al periodo más cálido del año.
Hoy, los días más calurosos no coinciden con el 'reinado' de Sirio, pero el término se sigue utilizando. Incluso, se usa erróneamente para señalar las horas centrales del día como las 'horas caniculares', a pesar de que el término hace referencia a un período anual, no diario. También ha dado lugar a expresiones populares como 'días de perros'para aquellas jornadas en los que el calor aprieta, o 'calor de perros' cuando queremos decir que sufrimos unas temperaturas tórridas.
trh
Falsas supersticiones
Esta estrella era una de las principales que marcaba el ritmo de vida a nuestros antepasados del hemisferio norte, tanto desde el punto de vista agrícola como social. De hecho, se construían las casas y los templos orientados hacia Sirio, creyendo que tendrían mayores augurios de éxito. Con el tiempo, estas creencias se olvidaron pero la palabra quedó muy arraigada hasta nuestros días. 
Los períodos más cálidos en España
Un estudio del departamento de Climatología de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), llamado 'Los días más cálidos del año', ha analizado la media de temperaturas de red principal de estaciones meteorológicas de nuestro país utilizando un periodo de casi 40 años –entre 1971 y 2008– para obtener una estadística que ofreciese cuáles son los días más cálidos del año.
Entre sus conclusiones, destacan que el mes más cálido, tanto para temperaturas diurnas como nocturnas, es entre el 15 de julio y el 15 de agosto en la mayoría de los observatorios no costeros, y algo más tarde, entre el 20 de julio y el 20 de agosto, en los costeros. Lejos de la costa, la segunda quincena del mes de julio es la más cálida, mientras que en la costa es la primera quincena de agosto.
srtgh
Períodos para recordar
Según otro estudio de la AEMET, sobre las olas de calor en España desde 1975, el verano pasado se produjo la ola de calor más importante de las registradas en la Península y Baleares, y la más larga hasta la fecha. Su duración fue de 26 días, del 27 de junio al 22 de julio de 2015.
Su duración y su extensión, afectando a 30 provincias, hizo que se colocara por delante del tórrido verano de 2003, cuando 38 provincias sufrieron temperaturas que superaban los 40 grados. Este episodio provocó la muerte de casi 20.000 personas en toda Europa, afectando sobre todo a Francia.  
asdf>SDF