Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tejiendo la calle: los coloridos parasoles de ganchillo XXL que dan sombra a la Vera

tlc2eltiempohoy.es

Los inviernos son muy tranquilos en Valverde de La Vera. A veces, demasiado. Por eso la iniciativa de la arquitecta y diseñadora Marina Fernandez Ramos fue recibida como un soplo de aire fresco en este pueblo extremeño. La Asociación cultural del pueblo le pidió una iniciativa y surgió 'Tejiendo la calle', por las que unas cuarenta mujeres se reúnen a tejer ganchillo XXL por las tardes, reutilizando bolsas de la compra y compartiendo su tiempo en comunidad. El resultado puede verse en agosto, dando la bienvenida a los amigos y familiares que vuelven de vacaciones: la sombra que proyecta (llena de dibujos) tiene además la función de proteger a los vecinos. Hablamos con su impulsadora.

¿Cómo surgió esta idea?
El proyecto arranca en 2013, una persona de la Asociación Cultural de Valverde de La Vera me pidió una propuesta para realizar en el pueblo. Me pareció muy buena oportunidad para poner en marcha una iniciativa en la que pudiesen participar todas las personas que quisieran, que durante el invierno, en el pueblo (es un municipio muy pequeño, de población mayormente envejecida), tuviesemos un momento de puesta en común y de intervención en las calles de Valverde en verano. Desde el primer momento hubo mucha implicación por parte de mujeres del pueblo.
tlc3
¿Participa mucha gente? 
Participamos entre 30-40 personas de todas las edades, en su mayoría mujeres mayores. Solemos reunirnos una vez al mes, aproximadamente, en la plaza del pueblo para mostrar los trabajos que hemos ido desarrollando y poner en común. Se trata de un proyecto social (prácticas artísticas colaborativas) en el que trabajamos a través de producción textil. Uno de los objetivos del proyecto es mejorar los lazos, los vínculos personales entre las personas. También activar un conocimiento que pertenece a la comunidad, el ganchillo, pero adaptándolo a una escala mayor, y utilizando un material distinto: plástico proveniente de bolsas de la compra o de basura que reutilizamos.  
¿Ha aumentado el turismo?
Esta es la cuarta edición que celebramos y sí hemos podido comprobar un aumento significativo del turismo que llega al pueblo para ver los parasoles. Valverde es un municipio precioso, la instalación en un contexto como este es muy especial. 
tlc4
¿Realmente, se nota menos el calor con estos parasoles?
Los parasoles sí mitigan el soleamiento en las calles, puesto que filtran el sol. Soy muy bonitas las sombras proyectadas en el suelo con los dibujos de los tejidos. La instalación de los parasoles en las calles del pueblo tienen, además de la función práctica de dar sombra, una función representativa o simbólica: sirven de elementos celebrativos que dan la bienvenida a los familiares y amigos que vuelven al pueblo en vacaciones, y a los visitantes que llegan a Valverde. 
¿Se han planteado mantenerlos durante todo el año?
Se trata de una instalación efímera, temporal, pensada para el verano. Ya vamos a recogerlos para volver a sacarlos el año que viene junto con las nuevas piezas que elaboremos. 
¿Han realizado algún pedido de parasoles para otro municipio?
Se trata de una instalación artística para un contexto específico, los parasoles no están a la venta. Se trata de elementos que hacemos con mucha ilusión para el contexto donde vivimos. 
tlc