Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malas noticias: llevamos el doble de menores ahogados en lo que va de año

Basta un despiste para que se produzca una tragedia. Las cifras de niños ahogados crecen imparablemente. Un 50% más que en 2016. Las piscinas privadas son el peor enemigo para los más pequeños y la culpa es de quienes supuestamente los vigilan. En lo que llevamos de año han muerto 30 menores, pero la cifra total de ahogados es abrumadora: 404. Y aún faltan 3 meses por lo que fallecerán en el agua cerca de la mitad de los muertos que deja la carretera y todo porque falta concienciación y porque los bañistas no respetan las normas. Se hace caso omiso a la bandera roja y a las indicaciones de socorristas. "Hace falta una campaña publicitaria de concienciación seria. Es un problema que no para de crecer. El año pasado se gastaron 7 millones de euros en campañas de tráfico y en ahogamientos cero y es un verdadero problema que va a más", comenta Luis Miguel Pascual de la Asociación Española de Socorrismo. Cada año que pasa hay más muertos, pero también más bañistas irresponsables. A 10.000 los equipos de salvamento han tenido que rescatarlos y sacarlos del agua.