Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

DIY contra el calor: construye tu propio aire acondicionado en cinco pasos... ¡por menos de 20 euros!

Construye tu propio aire acondicionado: en 5 pasos y por menos de 20 eurosCOLE SALADINO

Hace calor, tras unos días de alivio térmico, el drama ha vuelto. Son muchos los que deciden tomar medidas para hacer frente al calor de sus hogares, y el aire acondicionado es uno de los electrodomésticos más deseados en verano, pero su coste es elevado, y cada split ronda los 300 euros el más barato (a lo que tienes que sumarle la instalación, otros 200 euros). Por eso te enseñamos como hacer uno casero y por menos de 20 euros. ¡¡¡De verdad!!!

Los materiales que necesitarás para poder construirlo son los siguientes: 
-bolsa de hielo
-tubo secador de goma
-refrigerador de espuma de poliestireno
-serpentinas de plástico
-ventilador de escritorio
materiales
A continuación deberás seguir los siguientes 5 pasos y tendrás tu propio ventilador casero.
Primer paso
Coloca toda la bolsa de hielo dentro del refrigerador de poliestireno.
paso1
Segundo paso
Toma las medidas del diámetro del tubo secar de goma. Dibuja el contorno de este en la tapa del refrigerador. Después recorta el círculo e introduce el principio del tubo.
paso2
Tercer paso
Pega el tubo en el agujero para que quede bien fijado. Cuanto más ancho sea el tubo, más 'chorro' de aire frío conseguirás.
paso3
Cuarto paso
Coge las serpentinas de plástico y pégalas al final del tubo secador. No es necesario que se pongan muchas.
paso4
Quinto paso
Dibuja el contorno del ventilador en la tapa del refrigerador, recorta el círculo (asegúrate de que no sea más grande, si no se e caerá dentro).
paso5
Por último...
Enciende el ventilador y comprueba que funcione. El hielo dentro del refrigerador baja la temperatura del aire de alrededor de él, mientras que el ventilador empuja ese aire fuera del tubo.