Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elige el tuyo: 9 ritos para que se cumplan tus deseos en la Noche de San Juan

san juanReuters Pictures

¡Ya está aquí San Juan! Fuero, ritos y deseos. Es la noche más corta del año, pero también la más mágica. Y muchos llevan meses esperando esta cita para llevar a cabo todos esos rituales que la tradición nos ofrece para que sus deseos se vean cumplidos. Creas o no, déjate llevar: puede que, siguiendo alguno de estos consejos, este 23 sea tu día de suerte.

san juan
  • Salta o pasa por encima de la hoguera al menos nueve veces. Tendrás protección asegurada durante lo que queda de año.
  • Si el riesgo no es lo tuyo, este es tu rito: acércate un poco a la hoguera y lanza un papel con tus deseos o propósitos escritos. También es habitual tirar cosas viejas para atraer nuevas energías.
SANJUAN
  • Al dormir, ten cerca un manojo de hiervas de San Juan. La tradición asegura que a la mañana siguiente conocerás a tu nuevo amor
  • ¿No eres muy afortunado? No hay problema. La flor de la higuera solo aparece en San Juan. Si eres capaz de hacerte con una, date por satisfecho. ¡La dicha es tuya!
  • Este consejo es perfecto para los más coquetos. Cuando llegue la medianoche, acércate al baño y lávate la cara. Pero atención: ni se te ocurra mirarte al espejo. La superstición promete mantenerte sano y atractivo durante un año.
sanjuan
  • Dale la espalda al mar y lanza una flor, una fruta o una moneda. Ayudará a que ganes en amor, salud y dinero. 
  • ¿Quieres hacer que tu promesa sea eterna? Escoge un árbol y marca una cruz en el tronco mientras la pronuncias en alto.
  • Pon bajo la almohada un papel con tu deseo y una ramita de hiedra. Durante la noche, deja una vela encendida junto a la cama, y cuando te despiertes, quema el folio con ella. Una vez listo, entierra las cenizas junto a la hoja... et voilà!